Piruja

PIRUJA MARIONETA

Piruja  es uno de los poemas con rimas de la colección poemas infantiles de brujas de  Julio Jiménez Sánchez sugerido para niños a partir de ocho años.

Da miedo esta Piruja
de pelirrojo cabello,
enmarañado cual estropajo
y arrugado entrecejo.

De mirada tosca,
siempre desafiante
y enseñando un diente negro
que te clavará al instante.

Es prima del sapo
por su tez arrugada, verdosa;
¡ja!, la astuta bruja
se cree hermosa.

Tapa su sesera
puntiagudo gorro negro.
¿Qué esconde dentro?
…¡piojos como terneros
y malos pensamientos!

Nariz aguileña,
roja como un pimiento,
olisquea a sus presas
a más de mil metros.

Sayón grisáceo viste,
con rabicorta chaqueta
y un delantal raído,
de retales sin cuenta.

Pues nunca la lava
su boca es maloliente,
entre labio y labio
tres podridos dientes.

No corta nunca
sus uñas como navajas,
llenas de suciedad y mugre,
su visión espanta.

Ahora yace en su lecho,
¡ay, Piruja doliente!
Mientras el cuervo Calixto
remedio busca insistente.

¡Qué siga en su cama,
en ella se retuerce!
El bosque respira tranquilo
y las plantas, en calma, florecen.

Fin

Poema para Carlos Blanco Sánchez

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Piruja  es uno de los poemas con rimas de la colección poemas infantiles de brujas de  Julio Jiménez Sánchez sugerido para niños a partir de ocho años.

Imprimir Imprimir

Comentarios