Lunería

La luna recorre el campo,

con fino vestido blanco

 

La luna baja a la grama,

con un sabor a retama.

 

Por la vereda la luna,

deja sus huellas de espuma.

 

Si es de día, busca al sol,

persiguiendo a un caracol.

 

Cuando llueve en una esquina,

usa nubes de cortinas.

 

Los gatos en alpargatas,

lamen su luna de plata.

 

Los perros comen los huesos,

con una luna de queso.

 

Los chicos con sus chupetes,

toman su luna de leche.

 

Para que duerman la luna,

los besa junto a la cuna.

 

Y deja sobre la almohada,

una estrellita plateada.

 

Fin

Poema sugerido para niños a partir de cinco años

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *