Lucero. Gladys Gutiérrez Fernández, poeta chilena. poesía infantil

¡Madre!, ¡Madre!

Vi un lucero caer

traía traje brillante

que mis ojos no pudieron detener.

Venía corriendo tan rápido

y sin darme cuenta

me subí en sus bracitos

y juntos nos dejamos caer.

Caímos tan rápido

en un campo sembrado de hierbas

y en un espacio llamado pradera

de espaldas nos reímos hasta más no poder.

Alegre estaba la estrella,

porque conoció mi tierra

y preguntándome me dijo:

¿qué bellezas tienes a tu alrededor?.

¿Por qué no me había invitado antes,

para hablar de tu hogar y del mío,

que es el Cosmos que es mi hogar, también?.

De pronto sentí

que mi madre me hablaba,

despertándome con sus buenos días

Hay que ir a estudiar.

Tenía servida mi leche

sobre un mantel blanco

Colmado de estrellas

Que ella bordó, al anochecer.

Fin

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *