Saltar al contenido

Por Adelina Corea. Poemas infantiles.

Poema sugerido para niños sobre los animales de la granja a partir de siete años.

Los animales del rancho

Los animales del rancho - Poema

¡Cómo, yo, me divertí
el otro día que fui
a visitar el gran rancho
donde vive tío Pancho!

Te diré
lo que yo vi
e incluso
lo que oí.

Luego, luego, cuando entré
lo primero que observé
que un gallo estaba cantando
y al pueblo despertando.

Mientras su canto yo oía
poco a poco el sol salía.
Su canto se oía así:
¡Quiquiriquí! ¡Quiquiriquí!

También vi muchas gallinas
que caminando muy finas
cadenciosas se meneaban
y a sus pollitos cuidaban;

Y los pollos ya piaban
mientras gusanos buscaban.
Su piar se oía así:
¡Pío!¡Pío!¡Pío!

Los caballos relinchaban
porque encerrados estaban.
Agitados relinchaban
y hacia el cerro ellos miraban;

Se querían ya salir
para al cerro ellos subir.
Sonaba así su relincho:
¡Iiiiih! ¡Iiiiih! ¡Iiiiih!

Del peligro muy atentos,
también perros allí había
que ladraban noche y día;

Parecían ya sargentos,
protegiendo los rebaños
de amenazas;
de algún daño.

Ladraban ellos así:
¡Guau! ¡Guau! ¡Guau!
Chillar los cerdos se oían
porque hambre ya tenían.

Y empezaban a hozar,
y con su hocico a rastrear;
larvas y también insectos
era su manjar perfecto.

Se oían chillar así:
¡Oink! ¡Oink! ¡Oink!
Oí a la lora parlar
repitiendo sin cesar
las frases que ella escuchaba.

A veces hasta cantaba
y hasta mi nombre decía;
muy claro lo repetía.

La lora decía así:
¡María! ¡María¡ María!

Había también un ganso
que en verdad no era muy manso
y mejor lo vi de lejos,
de lejos, pero muy lejos;

Pero a veces lo escuchaba
graznar cuando se enojaba.
Su graznido era así:
¡On! ¡On! ¡On!

A las vacas vi pastando.
Felices ellas rumiando,
muy felices ya comían
mientras el rabo movían;

A las moscas espantaban
cuando las molestaban.
Mugían ellas así:
¡Muu! ¡Muu! ¡Muu!

También había muchos patos
a quien miraba yo a ratos
cuando al lago me llevaban;
precioso ellos nadaban.

Y a veces la mamá graznaba,
a sus patitos llamaba.
Mamá pata así graznaba:
¡Cua! ¡Cua! ¡Cua!

Y muchos otros animales,
pude ver en los corrales,
que mi tío me enseñó.
¡Muy feliz estuve yo
visitando ese gran rancho
donde vive tío Pancho!

Fin

Poema sugerido para niños sobre los animales de la granja a partir de siete años.

5/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo