La pequeña nutria

La pequeña nutria

La pequeña nutria. De la serie “Cuentos Entretenidos para días aburridos”. Marisa Alonso Santamaria, escritora Española. Poemas infantiles.

Una nutria muy pequeña

va nadando por el mar,

va jugando con las olas

al lado de su mamá.

Es una nutria marina

por eso vive en el mar,

abre conchas de marisco

de una forma peculiar.

La madre se da la vuelta

y se pone panza arriba

coge una piedra del suelo

y se la pone en la barriga.

Después agarra con fuerza

al marisco entre las patas

lo da golpes en la piedra

hasta que la concha raja.

Con el estómago lleno

deseando reposar

buscan un bosque de algas

para poder descansar.

La madre se da la vuelta

y se pone panza arriba,

esta vez saca las patas

para hacer cuna a la cría.

Se enganchan bien a las algas

como si un ancla tuvieran,

por si viene la marea

y distraídas las lleva.

Como ha llegado la noche

ven a la luna salir,

los ojos cierran cansadas

se disponen a dormir.

Ha llegado una tormenta

por la noche de repente,

se han soltado de su ancla

se las lleva la corriente.

La nutria que es pequeñita

muy asustada tirita,

se separa de su madre

y queda en el mar perdida.

La madre lucha en el mar,

se la lleva la corriente,

se golpea contra las rocas

y allí encuentra la muerte.

La cría llama a su madre,

la cría llora perdida,

la cría sigue nadando

de milagro sigue viva.

Flotando entre unas algas

cansada se queda dormida,

sueña que está con su madre,

sueña que mamá está viva.

Al despertar en el agua

ve una nutria que la mira,

una nutria como ella

que la mira sorprendida.

Asustada la pequeña,

va gritando a su mamá:

¡hay una nutria perdida

que no para de llorar!

La mamá muy preocupada

nadando llega enseguida,

y se encuentra a la pequeña

llorando y muy malherida.

Con muchísimo cuidado,

la ha soltado de las algas

y como hacía su mamá,

se la ha subido a la panza.

Cura todas sus heridas,

la hace mimos con ternura,

la ha adoptado esta mamá,

la cuida hasta que la cura.

La pequeña más contenta

juega y nada con su hermana,

se acuerda de su mamá

y por las noches la llama.

Su nueva mamá la dice

que ella la cuidará,

la abraza con gran cariño,

su hermana la va a consolar.

Ya ha pasado mucho tiempo,

la nutria crece feliz,

tiene su madre del cielo

y tiene otra madre aquí.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

¿Quiere calificar esta publicación?

Imprimir Imprimir

Comentarios