Todos juntos
bien dispuestos
se preparan
y ya listos están
el tomate, los pepinos
la lechuga y la cebolla
y allí voy yo
grita contento el limón
y también yo
dice el aceite sonriente
-de nosotras es el turno-
y un sí, a las aceitunas
siempre sabrosas y oportunas
-¿y que pasa conmigo?-
pregunta la sal
pues un poco
no hace mal
¡y que rica la ensalada quedara!

Fin

Poema sugerido para niños a partir de seis años

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *