Tiempo de Navidad




Por Susana Aragunde. Poemas para las Fiestas de Navidad

Tiempo de Navidad es una de las mejores poesías para las fiestas de Navidad de la escritora Susana Aragunde. Sugeridas para niños. Escritora argentina. Poemas infantiles.

Tiempo de Navidad

Video realizado por Rubén Pérez Signorelli.

El jacarandá derrama el cielo
y ablanda las veredas de cemento.

Perfumes entremezclados
como interior de invernadero
a pasto quemado, dulzores de tilo.

Almizcles entremezclados penetrantes
irrumpen el mortero de un desdibujado tiempo.

Burbujeantes salpican las pompas de colores
son jabones misteriosos
de antigua procedencia.

No se sabe de donde sacudieron las aguas
y su efecto fue ampollando el vaciado espacio
con cristalitos rojos verdes y amarillos.

Las hadas germinan el vuelo alucinado
y más que una quimera es un renacimiento
porque los libros forzados a inventarse refugios
ahora abren portales para desempolvar olvido.

Despliegan en vuelo una danza temblorosa y embrujada
perimetrizan los cuerpos de los que tanto han crecido.

El amor en las flechas atina su morada
y todo se conjuga en un destemplado aliento
no es tiempo de equilibrios, de fundamentos, ni razones.

A menudo fueron y son ellos los tenebrosos aliados
de quienes propagan guerras, pestes, maldiciones
y expanden los efectos como fusión ardiente
la apabullante hambruna, las sombras y las cruces.

Tiempo de Navidad, tiempo de siembra

prospera en la brisa, se expande, multiplica
un denodado sueño de grandeza inexplorada
la paz proyecta su razón de ser y es reconocida
por tener la impronta, la raíz latente, el sueño oculto
nutriéndose entre utopías, idealización de un mundo
que merece repoblarse entre fecundos sueños y quimeras.

Mientras el jacarandá derrama el cielo
y el siempre verde de pronto nos anuncia
que están nevando cristalitos en su cúpula
de verdes oscuros, brillantes, igualitos.

Tiempo de Navidad, es claridad, es bonanza
no hay aliento más dulce que mime los dolores
el corazón se inviste con escudos de mieles
y el odio se apertrecha fuera de los cuerpos.

El amor nos recuerda que aún somos lo niños
que una vez fuimos sus súbditos, los fieles
de un monarca bondadoso que repartía pan y leche
y el pobre era felizmente nuestro amigo.

Quiero que cada día me transporte en su perfume
a la vereda del tejo, donde solo quedaba como resto
la inmensa alegría, la gloria irrenunciable
de elevarse y ganarse por una vez el cielo.

Fin.

Tiempo de Navidad es una de las mejores poesías para las fiestas de navidad de la escritora Susana Aragunde. Sugeridas para niños.

[email protected]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *