El susto de la cebra


Imprimir Imprimir

La cebra al cruzar el río
en las piedras resbaló,
y cayó al agua asustada
con un grito de dolor.

El cocodrilo acechaba,
en la rivera del rio,
y al ver caer a su presa
acudió con gran sigilo.

La cebra aterrorizada,
nadó, con fuerza nadó,
y aunque no vio al cocodrilo
su instinto le descubrió.

Cuando se daba por muerta,
el milagro sucedió,
de repente el cocodrilo
padeció un fuerte dolor.

La cebra sacando fuerzas,
hasta la orilla nadó,
y aunque pasó mucho miedo,
por fin la tierra alcanzó.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

www. cuentosentretenidos-marissa.blogspot.com.es

Imprimir Imprimir