Saltar al contenido

El árbol. Poesía sobre un árbol.

El árbol

arbol 2
Soy el árbol de tus cuentos de niño
soy el árbol, el sol y el camino,
aquél que guardó tu cariño
la noche, los pájaros, el cielo divino.

No me olvides, no me tales
no me mates mis sueños inmortales,
sana, sana, sana mi tronco herido
mi savia caída, mi legado perdido.

Mírame otra vez y verás que no he cambiado
¿Por qué, hombre, me has lastimado?
Soy el mismo, el de tus recuerdos de infancia
el que te abriga, el que guarda secretos,
aquél que te espera a pesar de la distancia
aquél que es pino, ciprés, manzano, abeto.

Soy un árbol, soy tu amigo,
abrázame y sé testigo,
que aquí estoy, que estoy vivo.

Fin.

4.7/5 - (77 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Curso de Escritura de Novelas para Principiantes