Deseo


Imprimir Imprimir

Quiere salir al jardín,
el reflejo de la Luna,
pero no sabe por qué
sigue preso en la laguna.

Las rosas para ayudarlo
le regalan el rocío,
luciérnagas y cocuyos
trajeron agua del río.

Despiertas están las flores,
reciben a un visitante,
divirtiéndose en las aguas,
del charco más deslumbrante.

Fin

Todos los derechos reservados por Olga Martínez

[email protected]

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Poema sugerido para niños a partir de cinco años.

Imprimir Imprimir