Nunca pude sola entrar
al profundo de tu alma
llévame tú de la mano
despacito y mucha calma.

Y cuando me encuentre allí
háblame con dulzura
descubriré tus secretos
tratándote con ternura.

Mucho tiempo quiero estar
dormir en noches profundas
acariciar tus palabras
una a una y sin dudas.

Quiero sentir el calor
y el aire de tus suspiros
y también saber leer
tu mente y tus delirios.

Cuando te duermas sabré
de tus sueños tan ansiados
espero en ellos estar
como dos enamorados.

Por último te pido hoy
quedarme un ratito más
déjame junto a tu alma
no quiero irme jamás

Fin

Poema sugerido para jóvenes y adultos

 

 

 

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *