Sangre de olvido brota de tus labios,
tiñendo de rojo horizontes imposibles.
Por senderos de estrellas…
Tu adiós se ha clavado en mis entrañas.
Lamento postrimero cuyo eco resuena
tristemente en mi alma,
en la penumbra, siento resbalar tus lágrimas
como gotas de agua
sobre el cristal de mis sueños.
Fin
Poesías para adultos.
 

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *