Cambio de plato

Una culebra en su boca

lleva presa una ratita,

que se revuelve nerviosa

y con impotencia grita:.

 

“Mira ahí, bella culebra,

hay un trozo de melón

y una roja de sandía,

¿no sabrá mucho mejor?”

 

“No me gusta la sandía

ni las pipas del melón,

y si quieres que te suelte

ofréceme algo mejor”.

 

“Escucha bella culebra,

escucha culebra bella,

el rabo de un ratoncito

sale de aquella botella”.

 

“No me creas tan ingenua

ofreciéndome esa estampa,

no pienso meterme allí

para caer en tu trampa”.

 

“Mira preciosa culebra,

¿no hueles la rica sardina?

podrás comerte su carne

y arrebañar las espinas”.

 

Y soltando a la ratita

la sardina se comió,

la carne por el pescado

en un momento cambió.

 

Fin

Poema sugerido para niños a partir de cuatro años

http://cuentosentretenidos-marissa.blogspot.com.es/

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *