La vi cruzarse en mi camino
venía vestida de otoño
y en sus cabellos, nieve traía.

La primavera le sacudió sus vestidos
y le colocó colores de siemprevivas.
Se topó con el cálido verano
que la hizo brillar con rayos de princesa.

Era traviesa
jugaba con la brisa,
adornada de flores de múltiples colores
distraída caminaba,
cuando la sorprendió nuevamente el verano
que la hizo brillar
con imagen de princesa.

Fin

Poesía sugerida para jóvenes y adultos.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *