Vastedad (El canto del oprimido)



Por Ángel Javier Castro. Poemas para jóvenes y adultos

Vastedad (El canto del oprimido) es un impresionante poema para leer y reflexionar de Ángel Javier Castro Sánchez. Poemas para jóvenes y adultos.

Vastedad (El canto del oprimido)

Vastedad, el canto del oprimido - Poema para jóvenes y adultos

Estoy sentado en el abismo del mundo
Y nadie viene a consolarme
Es tan duro el silencio que mordisquea el alma,
Juntándose en dos mi cuerpo, aterido de miedo.

Soy la sola criatura aquí, vivo y desolado
¿Quién me llevó hasta sus raíces?
Yo que vivía azulado de ilusiones
Es tan negro el camino
La desolación amortaja el alma
No hay tiempo ni edad para contar
¡Tesoro consumido es mi vida!

¿No creí en Dios?
¿No era mi batalla el buen Jesús?
Pero cerrando mi espíritu la puerta luminosa,
Adentrado en mis disquisiciones filosóficas
En amarga muerte caí
Descolgándome del madero;
Y llorando; caído en rebeldía
Mi lecho en pasto de horno se convirtió
¡Horror humano!
¿Quién puede venir aquí?
¡Es insoportable el encierro!
Nada ves
A nadie oyes
Todo tu mundo es un sinsentido
La tierra ¿Dónde estará?
Mis ojos palpando la oscuridad
Avanzan y no avanzan
Nadie corre al lado mío
Y sin embargo corro presuroso
¡Mal, la muerte mía!
Es todo espanto, sin haberlo
¿Quién crucificó a Jesús?
La incredulidad es enemiga del alma
¡Arrepiéntete!

Fin.

Vastedad (El canto del oprimido) es un poema que nos envió su autor, el escritor Ángel Javier Castro Sánchez para publicar en EnCuentos.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *