La estancia de mi padre

Mi padre me cubrió de besos cuando regresé del campo. Salí a cosechar fortunas en los trigales del tiempo. Mirándome, de pronto su exclamación me atrapa. ¡Nuestra hija, está bendita! Mi madre, con su venia

Buscando explicaciones

Los portales de mis sueños caminan en direcciones opuestas, buscando explicaciones, buscando experiencias. Todos reunidos un día, conversan, riendo, jugando, como en días de tormenta. Encendiendo el fuego en la vieja chimenea chispean los leños

Habla el silencio

Habla el silencio en el fruto del huerto, en la sombra del árbol, en el caudal seco, en la flor enterrada cuando llega el invierno, en el pozo del agua donde bebe el sediento. En

Mi ventana

Al despertar cada día por instantes miro mi ventana. Y sorprendiéndome, mis ojos reflexionan ¡Sí!, hay luz tras los cristales. ¡Cómo mi ventana se ha ensombrecido! hurgo, limpio y pinto mi ventana. Coloco en ella

La vida

La vida me contó un secreto para revelarlo en dos días. El uno, me vio crecer. El otro, me vio morir. Crecí entre rosales y madreselvas entre juncos y enredaderas. Tropezando por cañaverales, obscuros, de

Las dunas

Las dunas se mueven sigilosamente ondeando en tu campo, algo las detiene y con la brisa del viento sobrepasan, ondeando, ondeando. En cada espacio se detienen y alimentan. Recogen lo que es sabio y en

1 2 3