En esta sección poemas infantiles de flores, encontrarás desde poemas cortos, poemas para adolescentes hasta las mejores historias de amor, poesías y mucho más. Queridos lectores abran la puerta de EnCuentos.com, las mejores poesías para enamorados te están esperando.

Rosa hermosa

Rosa hermosa. Mónica Esparza, escritora peruana. Poesía dedicada a una niña. Dedicada a mi pollita.

El mirlo y la flor

El mirlo y la flor es un bello poema para compartir en familia escrito por Andrea Garcia.  Las flores, abren sus pétalos al viento… Y reciben al mirlo, que bebe de su seno.   Una

Las flores

Las flores es uno de los hermosos poemas infantiles de flores cortos escrito por Dolores Espinosa, un Poema sugerido para primeros lectores. Hila la lila alas de libélula, lava sus pétalos la caléndula y el lánguido

Traigo flores

Traigo flores es uno de los bellos poemas de flores escrito por Morena Montes sugerido para niños a partir de los cinco años. Flores de jardín traigo para ti, Alelíes y jazmínes para los colibríes.

El lirio y la mariposa. Poema

Te voy a contar un cuento, dijo un clavel a una rosa, hubo un lirio en el jardín, que amó a una mariposa. Todos los días el lirio en declararse pensaba, pero al llegar el

Tarde de verano

Tarde de verano es uno de los poemas con rima de la colección poemas infantiles de María Alonso Santamaria sugerido para niños a partir de siete años. Las rosas desde el rosal me están mirando risueñas,

Las flores de Sofía

Las flores de Sofía Sofía tiene un jardín y allí cultiva sus flores. Las hay de distintas formas y muy diversos colores. Cultivar para Sofía es una hermosa misión. Sabe que es importante, lo dice

Se ha muerto una rosa

Se desangró la rosa al ser pisoteada y entre sus pétalos rotos su color se marchitó cual fuerte llamarada que en un incendio apaga su calor… Levantó el viento de otoño su equipaje de terciopelo

El viejo jazmín

El viejo jazmín Entre rosas murmuraban, criticando de un jazmín: “Está viejo y arrugado, lo echaremos del jardín” Las escuchó el jardinero y reprendió su actitud: «la belleza no es eterna, tampoco la juventud” “¿Acaso

El rosal gigante

Un rosal crecía mucho pero no tenía flor, y miraba con envidia las rosas de alrededor Cada día era más alto, más crecía cada día, pero sus ramas sin flores siempre lucían vacías. Algunos le

Plantada

En esa habitación tan desnuda estaba ella. Sin la cama, sin la silla. En el piso, en las paredes. Grandes sombras indiscretas con la vela. La ventana muy alta solo viendo con el cristal opaca

El estambre de la flor

Encerrado se sentía un estambre en una flor, a pesar de ser su casa y el lugar donde nació. “¿Pero dónde quieres irte?” le decían los pistilos, “eres parte de esta flor nunca hallarás mejor