Sapo Sapito atrapado en un charco

Sapo Sapito cayendo en un charco, no puede salir metido en el barro. La mamá de Sapo que es buena y muy lista, escucha de lejos que Sapito grita. En dos grandes saltos se presenta

Sapo Sapito ayuda a su mamá

Sapo Sapito ayuda a su mamá, se rompió una pata y no puede andar. Recoge las ramas la lleva comida, al salir de clase va a verla enseguida. Hace los recados, no protesta nada, la

Sapo Sapito y la garza

Ahora tú, dijo la garza a Sapito y de un solo salto se subió a su pico. Ahora tú, dijo Sapito a la garza, y de un solo salto cruzaron la charca. Fin

Sapo Sapito se ha portado mal

Sapo Sapito se ha portado mal, juega con Alejo a ver quién salta más. La mamá de Sapo le sale a buscar, a poner la mesa tiene que ayudar. Escucha Sapito que mama le llama,

Sapo Sapito juega en el rio

Sapo sapito hoy juega en el río, se ha escondido el sol, y se ha quedado frío. La mamá de Sapo que es buena y muy lista, con una toalla le seca enseguida. Cuando sale

Sapo Sapito se siente orgulloso

Sapo Sapito. hoy se siente bien, a su amigo Alejo ayudó a comer. Como estaba enfermo le fue a visitar, y mamá cangrejo se tuvo que marchar. Hasta que volvió de Alejo cuidó, le ayudó

Sapo Sapito está enamorado

Sapo Sapito está enamorado, desde que Marita a la escuela ha llegado. Don Sapo le dice que preste atención, que debe aprender la multiplicación. También la sapita, está distraída, y el cangrejo Alejo les mira

Antojo

Yo me quiero comprar un elefante, bien flaquito, liviano y elegante, si acaso lo consigo y se viene conmigo ¡Caramba, qué alegría desbordante! Fin

El perro sabio

El perro sabio. Raquel Keren, escritora de Israel. Rimas infantiles. Este era un perro grande y de color marrón que sabía leer.   Vivía en una casa donde había muchos libros su amo era escritor

Kisky, mi erizo

Kisky, mi erizo. Norma Valles, escritora. Poemas para toda la familia. Ahí tienes al erizo, con esmero diseñado tan pequeño y tan bonito bajo el divino cuidado.

1 14 15 16