la lengua tiene poder de vida y muerte