El sapo

0.0 00 Cuando despertó, salido el sol, no pudo abrir completamente sus ojos por lo esponjado y pegajoso de las lagañas. Agrandando su incomodidad emitió una dificultosa tanda de resoplidos fenomenales, todos por la boca, […]