historias para adultos

Cortina de humo

Cortina de humo. David Gómez Salas, escritor mexicano. Cuento para padres.

Les voy a contar exactamente los hechos. Lo haré de manera precisa pues soy testigo ocular.

Para no hacerla de emoción, empezaré el relato. Incluye a dos mujeres y un hombre que “se hizo pato”

Recuerdo que en una ocasión, afuera de una alberca, estaba.

Y llamó mi atención la familia que llegaba.

Era un señor tranquilo, como cuarenta años, calculo.

Leer más »Cortina de humo

Ema

Ema. Ana Mafalda Damião, escritora brasileña. Cuento en portugués sobre un mundo más justo y las ganas de superarse.

Todos os dias, na hora do entardecer, quando o Sol se preparava para dormir, Patrícia chegava.
Olhava as plantas e os animais e sentava-se no tronco do velho carvalho. Do seu saco, retirava um caderno e um conjunto de lápis e começava a escrever.

Aromas de una pasión

Aromas de una pasión. María Florencia Vallée. Cuento sobre el amor de padre a hijo.

Envuelto entre las cáscaras de limón que iban cayendo de la mesada, corría de un extremo a otro de ella con el simple hecho de no olvidar ni un detalle. El cuchillo plateado esperaba a un costado ser usado por cuarta vez para cortar un nuevo ingrediente. Un simple paño servía de lavadero entre apuros. Corridas que no eran urgencia.

Un reloj de roble colgado en una pared de costado, intentaría marcar una hora inventada, pues las pilas ya no tenían la resistencia que hacía 5 meses atrás. El olvido que generó su pasión las había descuidado. Ahora sólo podría guiarse por uno pequeño que se balanceaba en un imán colgado de la heladera, que con el vaivén de la abertura y cierre de esta, se iba corriendo más y más hasta terminar rebotando en la cerámica oscura.

Leer más »Aromas de una pasión

La felicidad

La felicidad. Pedro Mario López Juárez, escritor mexicano. Cuento sobre la felicidad y sobre la vejez.

Erase una vez, un anciano maltrecho llamado José y con las consecuencias naturales de la edad. Vivía en una choza muy humilde y apenas le alcanzaba lo que tenía para llevarse un pan a la boca. Un día, conoció de manera casual, a una niña llamada Miranda, quien siempre pasaba por el frente de su choza para ir al colegio.

Leer más »La felicidad

Desamor correspondido

Desamor correspondido. Liana Castello, escritora argentina. Cuento sobre el desamor de una madre.

No la quiero y creo que no podré quererla nunca – Dijo mi madre a mi abuela el mismo día que volvimos del hospital y mientras me acunaba con asombrosa frialdad.

Mi abuela, que no profesaba simpatía alguna hacia mi madre (razón por la cual me contó este episodio) la miró con un profundo desprecio y a mi, con una piedad infinita. Mi hermana mayor había fallecido cuando tenía dos años y mi madre jamás había podido superar su ausencia y menos aún entenderla.

Leer más »Desamor correspondido