Cuentos sobre la VIDA para Reflexionar

Las huellas de las sandalias - Historias cortas

Las huellas de las sandalias

Tantas veces, cuando jóvenes, creemos que nuestras acciones no tienen consecuencias y que solo se trata de travesuras de la adolescencia. En Las huellas de las sandalias se cuenta la historia de una persona que pagó su “diversión juvenil” con la cárcel y que, sin embargo, luego de diez años de encierro, puedo encontrar el sentido a su vida y rehacerla “dando un significativo giro a su existencia”.

La rueda - Cuento sobre la vida

La rueda

La rueda es un cuento sobre la niñez y la vejez y sus similitudes. De la escritora argentina Liana Castello, es un cuento para jóvenes y adultos. Uno de nuestros muchos cuentos sobre la vida.

violin 1

De cómo un cedro se convirtió en violín

De cómo un cedro se convirtió en violín. Deanna Albano, escritora. Cuento sobre la perseverancia en los sueños.

miliki 1

José Vicente es un adolescente de dieciséis años –del otro lado del mar, en un pueblo venezolano, adentro, muy adentro en el llano, – . Se crió en El Socorro, Estado Guarico, su papá es agricultor. Son nueve hermanos. Tiene buenos recuerdos de su infancia: Recuerdos de niños corriendo detrás de los pájaros, de mamá llamando para el desayuno, de leche recién ordeñada, de arepitas de budare, de queso fresco, de caraotas refritas….

José Vicente desde pequeño salía temprano para ayudar a su papá en el campo. Escuchaba el canto de los pájaros con especial atención. A veces se quedada embebido y dejaba de hacer cosas. Adquirió fama de distraído y a veces lo regañaban. José Vicente, un jovencito de ademanes tranquilos y hablar pausado, de aspecto muy limpio, y pelo rizado.

Leer más »De cómo un cedro se convirtió en violín

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

anciano 1

La felicidad

La felicidad. Pedro Mario López Juárez, escritor mexicano. Cuento sobre la felicidad y sobre la vejez.

anciano

Erase una vez, un anciano maltrecho llamado José y con las consecuencias naturales de la edad. Vivía en una choza muy humilde y apenas le alcanzaba lo que tenía para llevarse un pan a la boca. Un día, conoció de manera casual, a una niña llamada Miranda, quien siempre pasaba por el frente de su choza para ir al colegio.

Leer más »La felicidad

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

helecho 1

El helecho y el bambú

El helecho y el bambú. Javier Miguel García, escritor español. Cuento espiritual sobre la perseverancia.

helecho

Renuncie a todo y me di por vencido. Decidí que iba a dejar a un lado a mi trabajo, a mi mujer, mi religión e incluso a mi propia vida. Cogí mi coche familiar y fui al campo para tener una última visión del mundo natural y alejarme de la jungla de asfalto, polución y asfixiante actividad.

Una vez hube entrado en la naturaleza detuve mi coche en mitad de la nada y me interné en el bosque. Cuando ya me había alejado de la carretera lo suficiente, grité con todas mis fuerzas:

-¡Dame una buena razón para no darme por vencido!

Leer más »El helecho y el bambú

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

osito de peluche 1

El osito de peluche

El osito de peluche. Lydia Giménez-Llort, escritora española. Historias de vida.

osito de peluche

Un pequeño osito de peluche aguardaba impaciente la llegada de un niño. Sus brazos extendidos anhelaven el tierno abrazo, sus peluditas orejas deseaban oir pequeños susurros diciendo un ‘te quiero’, su nariz husmeaba el aire sin cesar esperando la llegada del olor de la infancia, su barrigita rechonchona estaba inquieta por recibir aquel cariñoso achuchón que siempre le habían prometido. Sus ojos negros azabache, fijos, miraban al frente aguardando el cruce de miradas con un niño, pequeño como él. Su mamá le había vestido con un gran lazo rojo, propio de quien va a un gran festejo. Estaba preparado para el gran día. Así que, allí sentado, quieto, sin decir nada, esperaba con ilusión y esperanza el feliz encuentro.

Leer más »El osito de peluche

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!