cuentos de potrillos

Abelo y el potrillo

Abelo y el potrillo. Juan Alberto Guttlein. Escritor argentino. Cuento sobre el amor entre los seres humanos y los animales.

Abelo desde su nacimiento se asignó deliberadamente el potrillo de la yegua mora. Recién nacido, el potrillo se acercó al alambre olfateando el cochecito del bebé y ni se molestó cuando el niño instintivamente tocó su hocico. Fue entonces que el abuelo supo que esas dos crías de animales, serían muy especiales.

¿Por qué Abelo?, le quedó como apodo, debido a que en su media lengua de niño, Mauro, decía abelo en vez de abuelo y de a poco, ese apodo íntimo y familiar trascendió para ser desde entonces Abelo para todos. Don Rogelio, su abuelo paterno, con una paciencia increíble, pero sabedor de la importancia que tenía para ambos encontrarse diariamente, llevaba el cochecito hasta el establo y el potrillo se acercaba a olerlo.

Leer más »Abelo y el potrillo

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares