carta dirigida a la onu