Te regalo mi árbol. Reflexión poética de Navidad


Imprimir Imprimir

Te regalo mi árbol. Reflexión poética de Navidad

Te regalo mi árbol. Julio Casati, escritor y locutor argentino. Ilustración Fernanda Forgia. Reflexión poética de Navidad.

En EnCuentos.com también queremos que nuestro arbolito se nutra de los nombres de todos aquellos que nos leen, nos consultan y nos alientan. Gracias Julio por estas hermosas palabras que hacemos nuestras y gracias a todos nuestros lectores.

Yo quiero en esta navidad, poder armar un árbol dentro de mi corazón y colgar en él, en lugar de esferas regalos y adornos, los nombres de mis más queridos amigos, familia, y gente a quien amo, los que viven lejos y los que viven cerca, los antiguos y los más recientes.

Los que veo todos los días y los que raras veces veo, lo que siempre recuerdo y los que a veces olvido, los de las horas más difíciles, y los de las horas intensamente felices!, los que sin querer me hirieron, aquellos que conozco profundamente y aquellos que conozco poco, mis amigos humildes y mis amigos importantes.

Los que me enseñaron valiosas enseñanzas y los que tal vez un poquito aprendieron de mi, quiero que este árbol tenga raíces profundas y fuertes !para que los nombres de mis amigos, familia y seres queridos nunca jamás sean arrancados de mi corazón, y que sus ramas se extiendan gigantes! para colgar otros nombres que venidos de todas partes se junten con los existentes, un árbol de sombra agradable, para que nuestra amistad, amor confianza y cariño sea un momento de reposo en la lucha diaria de la vida, quiero que el espíritu de la navidad haga de cada deseo la más hermosa flor! de cada lágrima una sonrisa! de cada dolor la más brillante estrella!

Y …Por si hiciera falta, este poema que a cada uno regalaría con cierto orgullo:

Navidad

Sueño de noche ilusionada

Escape de niños agitados

Romance de estrellas en la nada

Amor brotando de las manos

Navidad

Un millón de sonrisas infantiles

Pureza de rostros asombrados

Guirnaldas de dulces bendiciones

En un mar de recuerdos anidados

Navidad

Brazos extendidos hacia el cielo

Como pidiendo por favor que este año

Que este año…

Sea el nuestro.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios