Osito arrulla la luna es uno de los poemas con rima de la colección poemas infantiles de Elizabeth Segoviano sugerido para niños primeros lectores.

A mitad de la noche, cuando en la casa todo es silencio, quietud y no hay más reproches.

Osito se acerca a la ventana, y murmura una tonada.

La luna se pone su camisón de nubes suaves y se acerca a los cristales.

Osito entonces arrulla a la luna, toma sus rayos de luz y los acuna.

Osito le canta versos dulces como el orozuz.

Y las estrellas curiosas se asoman esparciendo sus polvos de magia y de luz.

Osito los guarda en un frasquito para usarlos un día de lluvia gris o viento azul.

La luna y las estrellas se mecen con la voz de Osito, bailando lento como queriendo detener el tiempo.

Osito canta canción tras canción, y el universo las guarda en un bello cajón.

Los ángeles las usarán para dar la bendición.

Ya el cielo entero está cubierto de luz, no hay oscuridad que te haga llorar, así podrás descansar.

Osito ve en el horizonte que ya el rey sol se levanta por encima de los montes.

El alba le dice que es hora de despedir a la luna, osito quisiera dejarla en una bella cuna.

Osito se despide con besitos de mariposa y le promete a su luna escribirle canciones sobre una rosa.

Osito cierra la ventana y vuelve a meterse en tu cama.

Mientras tú creces y juegas bajo el sol, osito soñará con versos tiernos y bellos igual que una flor.

Así, a media noche, cuando en la casa todo sea silencio, quietud y no haya reproches, se acercará a la ventana y murmurará una nueva tonada.

Fin

Elizabeth Segoviano © copyright 2015 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Ilustración de Elizabeth Segoviano

Osito arrulla la luna es uno de los poemas con rima de la colección poemas infantiles de Elizabeth Segoviano sugerido para niños primeros lectores.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *