Consejos para escribir cuentos infantiles fantásticos


Imprimir Imprimir

Consejos para escribir cuentos infantiles fantásticos. Una buena idea es tomar una situación habitual y hacerla fantástica.

El género literario fantástico es sumamente atractivo para los escritores, pues permiten crear un universo paralelo completamente diferente al que conocemos. La esencia del género es precisamente, romper con las convenciones y con lo verosímil, para dejarse llevar por la imaginación a lo que podría ser. Existen algunos consejos para escribir un cuento fantástico que estimularán a la imaginación para llegar más lejos.

Los niños son expertos en fantasía. Un buen punto de partida es rememorar aquello que en la infancia se creía, para comenzar a desarrollar la idea central del cuento. Los relatos fantásticos suelen contar historias de heroísmo, ciencias, historia o mito, pero con elementos de magia o misterio.

Una buena idea es tomar una situación habitual y hacerla fantástica. Así, se puede pensar algo normal y pensar qué sería lo que podría suceder si algo no sucede como siempre. Ese será el punto de partida de lo fantástico.

Los personajes son clave en el relato. Es buena idea desarrollar los personajes antes de desarrollar la historia. Describirlos al detalle, pensar en su personalidad, sus características, sus individualidades, entre otros – aún cuando todo ello no se incluya en el texto, pero ayudará a dar cuerpo al cuento. Incluso los nombres suelen ser algo estrafalarios, tómate tu tiempo para pensar cada una de estas particularidades.

Para que el lector se identifique con la historia, los personajes deben tener elementos humanos: emociones como miedos, frustraciones, dolores, alegrías, pasiones. Aún si no son humanos, deben tener estos elementos que harán que se produzca esta identificación.

En este sentido, es buena idea salir de los clichés, propios de los antiguos relatos de caballeros, elfos, magos, reyes, doncellas y demás. Es tiempo de que los nuevos escritores elaboren nuevas ideas, saliendo de los clásicos del género.

Un buen escritor tiene siempre a mano un bloc de notas o un grabador, para anotar las ideas espontáneas que surjan, pues allí podría estar lo más rico del relato. Los modernos smartphones ayudan mucho a tener un recurso siempre a mano para grabar voz o para anotar ideas que surjan espontáneamente.

Los sueños, el material onírico, sigue siendo un excelente recurso para el desarrollo de cuentos y relatos fantásticos.

En una historia fantástica, siguen existiendo las reglas y normas. Así, si existe un elemento fantástico o mágico, debe tener sus limitaciones y particularidades. No tendría gracia que un golpe de magia resuelva toda la situación.

Como toda historia, la estructura narrativa básica de principio, nudo y desenlace no debe faltar, es bueno bosquejar esta trama antes de desarrollarla.

Dale trasfondo a tu historia. Céntrate en un punto actual, pero desarrolla el pasado de los personajes o de la situación: conflictos, vivencias, antiguas relaciones, el comienzo de todo allá en el tiempo, para situar al lector y para darle mayor riqueza a tu relato.

Una vez bien desarrollados los personajes, el pasado de la historia y su estructura narrativa básica, es tiempo de comenzar a desarrollarla. Ahora sí, que sea la imaginación la que rija la escritura.

Consejos para escribir cuentos infantiles fantásticos. Una buena idea es tomar una situación habitual y hacerla fantástica.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Si deseas publicar cuentos infantiles gratis para que todos te conozcan ingresa al siguiente link.

Imprimir Imprimir