Saltar al contenido

Coleccionista de calaveras 💀 Se escuchó un grito sobrecogedor que paralizó la sangre…

Por Morimó (Mercedes Martínez Rubio). Cuentos de calaveras para Halloween

Coleccionista de calaveras es un divertido ¿cuento de calaveritas? corto 💀 (no lo confundamos con las calaveritas literarias mexicanas) de la escritora española Mercedes Martínez Rubio (Morimó). Es un cuento de Halloween con ilustración de Elizabeth Segoviano.

Luego, si te gusta este simpático cuento de Morimó, por favor, déjanos algunos comentarios (✍🏼), califícalo con estrellas para que otros niños y niñas lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo con otras personas a través de tus redes sociales, o descargando como PDF y enviándolo por correo electrónico, WhatsApp o Telegram (🙏🏼). ¡Gracias!

Coleccionista de calaveras

Dorotthy con sus hijas, Johanna y Cristine, terminaron la cena con una apacible charla.

Se habló de todo un poco, pero lo que más fue de cómo iban las cosas en la universidad. Entre tanto distraídamente Cristine desmigajaba un pequeño trozo de pan que aún quedaba en la panera, dejando sobre el mantel pequeñas migajas esparcidas.

Su madre hizo una propuesta a las chicas: «Vayamos al salón, degustemos un cafetito». Así empezaron desfilando con perezosos pasos hacia la estancia. El cansancio de las chicas era evidente, madrugaban mucho. Pero solicitas antes de salir de la cocina Johanna y Cristine, dijeron:

– ¿Mamá quieres que antes de salir ayudemos?

– No queridas mías -respondió su madre-, ya lo haré mañana.

De tal modo las tres departieron en el salón ampliando su conversación de cocina, exponiendo nuevas inquietudes. Hasta que Cristine se levantó para dirigirse de nuevo hacia la cocina pues tenía muchísima sed.

No pasó ni un suspiro, a la par se escuchó un grito sobrecogedor que paralizó la sangre de su madre y de su hermana. Reaccionando, Dorotthy salió corriendo a la cocina en ayuda de su hija.

Al irrumpir allí dentro, un segundo grito más terrorífico se escuchó con potencia.

Johanna quedó petrificada en su asiento sin poder reaccionar, intentando sacar vitalidad. Pero volvió a clavarse en su poltrona. Otros dos gritos desaforados, volvieron a escucharse. Su mente pensó: «mi madre y hermana me necesitan», haciéndola reaccionar.

Al tiempo levantándose como un muelle, y salir de bólido para la cocina. Al llegar… su grito horripilante, fue el más contundente. Se escuchó en toda la manzana que delimitaba su casa con el vecindario. Sobre la mesa más frescas que una lechuga, se daban un festín tres orondas cucarachas disfrazadas de calaveras, comiendo migas de pan y calabaza de «Halloween».

Coleccionista de calaveras - Cuento de calaveras

Celebrando el ágape, haciéndoles cortes de manga. ¡Toma… morenas! ¡Toma… chilladoras!

Fin.

Coleccionista de calaveras es un cuento de la escritora Morimó © Todos los derechos reservados.

Sobre «Morimó»

Morimó - Mercedes Martínez Rubio - Escritora

A causa del trabajo de su padre, funcionario del estado del cuerpo sanitario, Mercedes “Morimó” Martínez Rubio nació en 1950 en Santa Isabel de Fernando Póo, antigua colonia española. Sus estudios los realizó en diferentes colegios e institutos entre Santa Isabel y Madrid, lugares en donde habitualmente residían sus padres.

«Ya desde mis primeros años fui aficionada a la lectura, devorando todo tipo de libros apropiados para mi edad, que me compraban o regalaban mis progenitores. Tales como cuentos, fábulas, leyendas, historias de todo tipo, aventuras, tebeos, etc., siendo mis preferidos Las mil y una noches, Cuentos de los hermanos Grimm, Andersen, o Platero y yo (que estimulaban siempre mi imaginación de niña soñadora)».

«Más tarde, durante algunos años, me dediqué también a impartir clases de música. A raíz de un accidente inoportuno y ante la imposibilidad de poder caminar, fue cuando empecé a escribir una serie de cuentos que espero gusten a pequeños o grandes con alma de niños. Utilizo un estilo inusual, con jerga divertida, infantil-juvenil, para que os aficione el gusanillo por su lectura. Un abrazo muy fuerte para todos con cariño, de la brujita buena de los niños de 7 á 100 años».

Morimó

Otros cuentos de Morimó

¿Qué te ha parecido el cuento «Coleccionista de calaveras«? Por favor, califícalo con estrellas (⭐), deja algunas palabras en los comentarios sobre lo que te ha parecido (✍🏼). También puedes compartirlo con tus conocidos, especialmente niños y niñas, a través de las redes sociales, utiliza los botones que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

5/5 - (2 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Curso de Escritura de Novelas para Principiantes