La tortuga y los patos

La tortuga y los patos – Fábula

La tortuga estaba aburrida de andar siempre por el mismo jardín.

– ¡Ah! -decía-. ¡Cuánto me gustaría viajar y ver mundo! Pero camino tan despacito que no llegaré muy lejos.

Dos patos la oyeron y se ofrecieron a ayudarla.

– Inventaremos un aparatito para que puedas viajar – le dijeron.

Entonces tomaron un palito y, entre los dos, lo sostuvieron con el pico. La tortuga no tuvo más que prenderse con los dientes del palo y los patos remontaron vuelo y la llevaron por el aire.

– ¡Por fin pudo ver las copas de los árboles, y los techos de las casas!

De pronto, se sintió tan poderosa, tan importante, que empezó a gritar:

– ¡Soy la Reina de las tortugas! – ¡Miren…cómo… vue… lo!… ¡Miren… cóo… o… o…

Pero, al abrir la boca, tuvo que soltar el palito y cayó a plomo. ¡Pataplúm! Cayó en el pasto y se dio un gran porrazo, tan grande que estuvo dos días quejándose:

– ¡Ay, ay, ay, ay! ¡Por creerme la reina de las tortugas, ahora soy la reina de los chichones!

Moraleja: La vanidad y tonta temeridad a menudo conducen a la desgracia.

Fin
Fuente: http://primeraescuela.com
 
La tortuga y los patos. Fábulas infantiles para niños de primaria y en edad escolar. Reflexiones para toda la familia. Cuentos con moraleja.

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *