La libélula que siempre volaba bajo. Puedes hacer todo aquello que te propongas, sólo tienes que creértelo.

Por Clara Monserrat Llopis. Fábulas infantiles

La libélula que siempre volaba bajo es un hermoso y sencillo cuento sobre la autoconfianza de la novel escritora española Clara Monserrat Llopis, en su primera colaboración con EnCuentos.com. Es una linda fábula para niños y niñas pequeños, para aprender a confiar en sus propias capacidades.

“Trabajo en una escuela infantil y llevo varios años escribiendo cuentos infantiles. Cuentos cortos con moraleja. Siempre me ha gustado mucho la literatura infantil y estar trabajando con niños aún me ha ayudado más. Les envío uno de mis pequeños cuentos, uno de los primeros que empecé a escribir, espero que les guste”.

Clara Monserrat Llopis

Luego, si te gusta el cuento de Clara, por favor, déjanos algunas palabras en la sección de los comentarios (✍🏼), califica con estrellas el cuento (⭐) y compártelo con algunos pequeños a través de las redes sociales o descárgalo como PDF y envíalo por correo electrónico, Telegram o Whatsapp (🙏🏼). ¡Gracias!

La libélula que siempre volaba bajo

La libélula que siempre volaba bajo - Fábula

Cuenta una leyenda que cuando una libélula vuela muy bajo, casi rozando el suelo, es porqué una tormenta se avecina.

Esta es la historia de Lula, una libélula que no lograba levantarse más de un palmo del suelo. Era joven, fuerte y ágil, no tenía ninguna enfermedad ni problema en sus alas. Simplemente no alcanzaba a despegar más alto que era lo que deseaba.

Por mucho que lo intentaba jamás lo conseguía, de manera que siempre llovía allí por donde ella pasaba. Atraía el agua y las tormentas sin quererlo. Triste por no poder volar a mayor altura y atraer siempre tempestades, decidió que lo mejor que podía hacer era desprenderse de sus alas. Ya no sería una libélula pero por fin el sol brillaría.

Así que, fue a ver a un hombre viejo y sabio que convertía los deseos en realidad. Le explico cuál era su problema, que era lo que necesitaba y deseaba.

El buen anciano después de escucharla le dijo:

– “Eres una hermosa libélula y no te quitaré las alas. Si lo hiciera enfermarías y otros insectos más grandes que tú, pájaros, o incluso ranas y otros animales te podrían cazar. Lo que te ocurre es que no confías en ti misma, tienes miedo. Olvida el miedo y déjalo atrás. Puedes hacer todo aquello que te propongas, sólo tienes que creértelo”.

La libélula convencida, a medias, por las sabias palabras del anciano lo intentó. Se esforzó a fondo, puso toda su autoconfianza, su determinación y fuerzas y lo logró.

No se lo podía creer, el anciano tenía razón: con autoconfianza era posible.

Desde entonces Lula ya no ha vuelto a volar bajo. Siempre quiere ver como brilla el sol. Bueno excepto en algunas ocasiones, cuando el agua escasea.

Fin.

La libélula que siempre volaba bajo es un cuento de la escritora Clara Monserrat Llopis © Todos los derechos reservados.

Sobre Clara Monserrat Llopis

Clara Monserrat Llopis - Escritora

“Mi nombre es Clara Monserrat Llopis. Soy de Barcelona. En mi ciudad me formé como maestra de educación infantil, hice un grado medio y la carrera de magisterio. Actualmente vivo en un pequeño pueblo de Teruel donde tengo la suerte de ejercer mi profesión, educadora infantil. Me encanta mi trabajo. Creo que es una gran suerte trabajar con niños, el futuro. Me considero una persona soñadora, empática y con ganas de aprender. Me gusta mucho escribir y dibujar. También viajar y descubrir nuevos lugares”.

Otro cuento sobre la autoconfianza

Y, si te gustó el cuento sobre la autoconfianza “La libélula que siempre volaba bajo“, por favor, deja algunos comentarios (✍🏼), califica esta fábula corta con estrellas para que califique bien y otros lo encuentren en el sitio (⭐) y comparte con algunos niños y niñas a través de las redes sociales, puedes utilizar los botones que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

4.4/5 - (38 votos)

Por favor, ¡Comparte!



24 comentarios en «La libélula que siempre volaba bajo. Puedes hacer todo aquello que te propongas, sólo tienes que creértelo.»

  1. Bonita fábula, con una gran enseñanza no solo para los peques… con confianza en uno mismo se puede conseguir todo lo que nos propongamos.
    Sigue adelante Clara, como la libélula, tu puedes con todo lo que te propongas.
    Un beso.

  2. ¡¡¡Me encanta!!! ¡¡Precioso y muy cierto!!
    [email protected] nos sentimos como Lula más de una vez en la vida.
    Suerte de que existan esos [email protected] sabios que sí que confían en nosotros y nos animan a volar.
    Ojalá aprendamos a serlo y ayudar a los demás a volar y a apoyarles aunque les cueste.
    Ojalá seamos tan valientes como Lula de aún tener miedo, intentarlo.
    ¡Muy bien Clara! Gracias.

  3. ¡Un cuento precioso! Una buena moraleja que nunca viene mal recordar para que los niños aprendan a gestionar sus sentimiento y los no tan niños 😉 ¡Me ha gustado mucho y me he sentido muy identificada! Un saludo.

  4. Me ha gustado mucho y es maravilloso escribir este tipo de fábulas cortas con la intención de ayudarnos, haciendonos reflexionar y pensar en cosas simples que nos pueden hacer ser mas felices.
    ¡¡¡¡Enhorabuena Clara!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.