Carlo Collodi


Imprimir Imprimir

Carlo Collodi

Carlo Collodi. Escritores de cuentos infantiles. Cuentos clásicos.

Carlo Collodi
(Carlo Lorenzini)
Italia: 1826 – 1890

Biografía

Carlo Lorenzini es más conocido en el mundo con su seudónimo «Carlo Collodi» y por su obra maestra Las aventuras de Pinocho, que fué escrita solo al final de su prestigiosa carrera de escritor y periodista. Lorenzini/Collodi nació en Florencia en 1826, y murió en la misma ciudad en 1890. Hasta los 17 años estudió en escuelas de religiosos; después, durante toda su vida, enriqueció su cultura literaria, linguística y musical gracias a sus frecuentaciones de círculos intelectuales y a sus viajes. A los 20 años empezó su carrera escribiendo reseñas para el catálogo de una importante librería de Florencia (donde trabajaba), y artículos para el periódico «L’Italia musicale», el más importante periódico musical de su época. Como periodista ganó en poco tiempo una gran fama, colaborando con muchos periódicos en toda Italia. El mismo fundó o dirigió algunos, por ejemplo «Il Lampione», que la censura hizo cerrar después de los motines de 1848, y que fué reabierto 11 años más tarde, en ocasión de la unión entre Toscana y Piemonte, que fué el inicio de la unificación de Italia.
En la década de los 50 se dedicó especialmente a la crítica de opera lírica y de teatro; él mismo escribió algunos dramas y prosas literarias no periodísticas. En 1956 utilizó por primera vez el seudónimo de Carlo Collodi, con el que firmó todos sus libros de las décadas de los 70 y 80. Collodi es el nombre de un pueblo situado entre Pistoia y Lucca, al oeste de Florencia; allí nació la adorada madre del escritor; él mismo, en su niñez, había transcurrido varias temporadas en casa de la familia de su madre.
Su producción literaria para niños empezó en 1876 con la publicación de I racconti delle fate, excelentes traducciones de cuentos de hadas franceses (Perrault, Madame Leprince de Beaumont, Madame d’Aulnoy). Siguieron una serie de libros para la escuela primaria; en ellos la narración se une a la divulgación de conocimientos científicos y literarios. Lorenzini cultivó esta manera de escribir para instruir, muy común en su época, con gran originalidad linguística y estilística. Giannettino, Minuzzolo, L’abbaco di Giannettino, La grammatica di Giannettino, Il viaggio per l’Italia di Giannettino, La lanterna magica di Giannettino hicieron de Carlo Lorenzini/Collodi un benemérito de la educación pública en el recién nacido estado italiano.

En 1881 empezó su colaboración con «Il giornale per i bambini» (El periódico para los niños), uno de los primeros periódicos italianos para niños. En el primer número fué publicado el episodio inicial de Le avventure di Pinocchio, que entonces llevaba el título La storia di un burattino (Historia de un títere). En el mismo periódico salieron posteriormente unos cuentos suyos: entre ellos Pipì, o lo scimmiottino color di rosa (Pipeto, el monito rosado), una continuación autoirónica de Pinocho. Estos cuentos fueron reunidos en la antología Storie allegre (1887).

Carlo Lorenzini murió repentinamente en 1890, y fué enterrado en el Cementerio Monumental de San Miniato al Monte en Florencia. Su archivo fué donado por los familiares a la Biblioteca Nacional Central de Florencia, donde todaví se conserva. Inmediadamente después de su muerte, Lorenzini fué celebrado principalmente por su actividad de periodista y escritor de textos escolares; sin embargo, el éxito de su novela «puramente recreativa» Las aventuras de Pinocho creció y se extendió continuamente, hasta que el valor literario de esta obra ha sido plenamente reconocido en el siglo XX.

Cuentos infantiles de Carlo Collodi.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Pinocho
Pinocho en el país de los juguetes

Imprimir Imprimir