Sarampión infantil


Imprimir Imprimir

Sarampión infantil

La enfermedad contagiosa mas conocida entre los niños es la sarampión infantil.

Se reconoce esta enfermedad por los sarpullidos rojos (con un punto blanco al centro) muy característicos (manchas koplik); además existen algunos síntomas como tos, catarro, fiebre alta, inapetencia, malestar general.

El sarampión es una enfermedad viral Que gracias a la vacunación de la mayor parte de la población se han reducido considerablemente los casos. Es importante no minimizar la enfermedad ya que sin un buen tratamiento puede derivar en neumonías, convulsiones febriles, otitis media y encefalitis.

Se contagia de persona a persona o por contacto con objetos contaminados (Brigo 2005; Balch Phyllis 2,000).

TRATAMIENTOS NATURALES:

A continuación se presentan los posibles tratamientos para el sarampión.

Alimentación muy importante:

Es bueno comer berros y pimiento como parte de la alimentación. Tomar leche de las almendras.

Apio con cebolla:

Tomar el caldo para bajar la fiebre.

Arcilla:

Aplicar en toda la noche una envoltura de barro o lodo sobre el tronco.

Azafrán:

Tomar la infusión de azafrán, baja la fiebre.

Baño de Plantas:

Preparar un baño ligeramente caliente al que se añadirá una infusión concentrada realizada a base de azahar, manzanilla y flor de sauco. Es mejor proceder al baño por la noche.

Bardana:

Hacer una infusión de 10 gr de bardana en 100 ml de agua hirviendo, añadir un poco de miel de abeja y dar a los niños cada 5 minutos una cucharada. La erupción desaparecerá en varias horas de aplicación.

Borraja:

Preparar una infusión con treinta gramos de flores de borraja en un litro de agua hirviendo. Consumir cuatro copas diarias (Arias 1982; Manfred 1998).

Borraja y Tilo:

Para el tratamiento del sarampión es aconsejable preparar un cocimiento con treinta gramos de flores de borraja y un puñado de tilo en un litro de agua. Hervir durante cinco minutos y luego dejar reposar un rato y beber tres tazas al día.

Flor de heno:

Hacer una compresa doble, anterior con una toalla o camisa mojada con la infusión tibia de flor de heno; luego cubrir con una manta de franela al exterior. Se puede renovar cada 30 minutos.

Infusiones de Eufrasia:

Administrar una cucharita y en dosis de una al día durante 3-4 días.

Limón:

Hacer gárgaras de agua de limón para aplacar ala sed de los niños.

Maicena:

Dar un baño al niño con agua tibia con maicena para la comezón.

Milenrama:

Preparar una infusión al 6%, luego hacer reposar por 20 minutos.

Ortiga macho:

Decocción al 5%, tomar por cucharadas.

Pensamiento, hinojo, cola de caballo, manzanilla y sauco:

Hacer una mezcla de 20 gr de cada planta, luego sacar una cucharada de esta mezcla y echarla en una taza de agua hirviendo, tomar 5 tazas al día.

Perejil:

Decocción de la raíz al 25%, hervir 10 minutos. Tomar 3 tazas al día.

Sal;

Hacer envolturas con una toalla mojada con agua salada.

Suero de Leche:

Desinfectar las encías de los niños envolviéndolos el dedo en un paño limpio y sumergido en suero de leche. En niños más grande se puede utilizar cepillo.

Tomates:

Comer en grandes cantidades.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Licenciado Jorge Valera Escritor Naturista
Experto en la búsqueda de recursos naturales

Imprimir Imprimir