Psoriasis infantil

Psoriasis infantil
Mapa corporal de la Psoriasis

Psoriasis infantil

Enfermedades de la piel. Psoriasis infantil.

 

La psoriasis es una enfermedad que va más allá de afectar la piel de quien la padece. El contexto social no siempre ayuda a quien sufre esta enfermedad. La persona que convive con esta afección, debe también aprender a convivir con un entorno que no siempre es afable y cuando quien la padece es un niño, esta realidad es aún más cruel.

La psoriasis aparece durante la infancia en el 15% de los casos, y antes de los 20 años en uno de cada tres casos. Es una dermatosis crónica no contagiosa que se desarrolla a partir de una predisposición genética específica. La provocan factores medioambientales que pueden ser externos (como los cambios estacionales o la ropa en contacto con la piel), o internos (como las enfermedades infecciosas, el estrés emocional y algunos fármacos).

Los síntomas clínicos de la psoriasis en el niño suelen parecerse a los del adulto. No obstante, la afección suele adoptar en los niños unas formas atípicas que pueden dificultar el diagnóstico. Algunas dermatosis infantiles que afectan a las nalgas, los párpados y el cuero cabelludo se parecen mucho a la psoriasis.

“Esta enfermedad produce complejos porque la gente es cruel. Un día me encontraba en la piscina del barrio. Tenía 8 años de edad, y una mujer obligó a su hija a salir de la piscina porque tenía miedo de que yo la infectara,” cuenta Marie-Aude, una adolescente que ha sufrido de psoriasis durante 10 años*.

Afortunadamente los niños que tienen psoriasis no siempre atraviesan por este tipo de experiencias extremistas, pero esta historia demuestra lo difícil que la vida diaria se vuelve teniendo psoriasis.

¿Qué características tiene la psoriasis en los niños?

La psoriasis infantil adopta con frecuencia una de las formas siguientes:

• Lesiones en los codos, rodillas o cuero cabelludo, que por lo general son permanentes (no aparecen y desaparecen).

• Diminutas placas rojas que a veces cubren el cuerpo, para desaparecer después de algunas semanas.

La psoriasis suele resultar desagradable para el niño. Las placas le causan gran desazón y embarazo, generando un profundo impacto psicológico. Las burlas de los otros niños pueden agravar el problema.

Si un niño tiene psoriasis, debe usted hacer todo lo que esté en su mano por tratar las placas.

¿Cómo cuidar a un niño que tenga psoriasis?

El niño debe ser examinado por un médico, y la enfermedad debe ser tratada cuanto antes. Usted debería seguir estrictamente los consejos del médico, y acordarse de aplicarle las cremas prescritas con regularidad. Debe seguir administrando el tratamiento hasta que las placas desaparezcan del todo.

El tratamiento y las pautas en relación con los pies son los mismos que para los adultos, y la piel debe ser tratada con suavidad hasta que se cure. Lo mejor es evitar el calzado de moda incómodo que pueda dañar la piel. No obstante, una vez la enfermedad esté bajo control, puede usted bajar la guardia en lo referente a estas normas.

¿En qué tipo de actividades puede participar el niño?

El bienestar social y la forma física de su hijo son importantes, y si al niño le gusta el deporte, deje que lo practique.

Debe usted animar a su hijo, aunque padezca psoriasis, a que participe en actividades físicas y deportivas, y asegurarse de que ella/él tenga unos intereses variados, pero debe procurar que no se estire repetidamente la misma parte del cuerpo. La psoriasis puede desencadenarse cuando se estira la piel más allá de lo que puede tolerar. Por ejemplo, éste sería el caso si un niño fuera demasiado en bicicleta.

No hay motivos para que deba impedirle nadar a su hijo. Para disminuir la irritación que le puedan causar los desinfectantes del agua, puede aplicar vaselina a las zonas irritadas. Dichas zonas deben secarse a fondo con suaves palmaditas.

¿Cuál es la mejor dieta para un niño que padezca psoriasis?

Los niños obesos pueden sufrir de psoriasis en los pliegues de la piel, o en zonas donde ésta se tensa. No debería permitirle a su hijo que se consuele de sus problemas emocionales comiendo.

También es importante que el sistema inmunológico de su hijo esté sano. Puesto que su sistema inmunológico, como el resto del cuerpo, todavía es inmaduro, es esencial mantener una dieta equilibrada para asegurarse de que su sistema inmunológico se encuentre en óptimas condiciones.

Además, dado que el humo del tabaco afecta al sistema inmunológico, debería usted asegurarse de que su hijo no se vea expuesto a él, ni se convierta en fumador.

¿Cómo puedo ayudar a un hijo que sufre de psoriasis?

Los hijos que sufren de psoriasis deberían recibir el mayor cariño y apoyo posibles de su familia. No obstante, no debería usted permitirles que utilicen su enfermedad para manipularle a usted o para chantajear emocionalmente a otros, y el niño debería aprender a no considerar la psoriasis como una desventaja.

A menudo los niños basan su autoestima en la apariencia física y su “imagen”, de modo que las burlas debidas a las placas les pueden producir mucha desazón. Tienen que aprender a ignorar estos comentarios. Desde una perspectiva social, puede resultar beneficioso involucrar al niño (y a su mejor amigo) en encuentros con los profesores.

El estrés psicológico (no importa la causa, ya sea escolar o familiar) puede tener un impacto considerable sobre la enfermedad, de modo que si la psoriasis del niño empeora, debería usted considerar la posibilidad de solicitar ayuda a un experto o psicólogo en una fase temprana.

Fuente: Todopsoriasis.com

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

www.todopsoriasis.com

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]