Saltar al contenido

Día del Escritor en Argentina - 13 de Junio

En Argentina todos los 13 de Junio se celebra el Día del Escritor. Se eligió ese día, por ser la fecha de nacimiento del reconocido escritor argentino Leopoldo Lugones.

Los escritores con sus palabras mantienen vivas las verdaderas historias de una nación. Como entender la historia no se trata de matemática, las novelas, las poesías, los relatos, las obras de teatro, nos hacen sentir emociones de la época a la que pertenecen.

¿Por qué escribimos, los que escribimos?

Día del escritor en Argentina - 13 de junio

Es difícil saber porque lo hacemos ¿Por necesidad de plasmar una idea propia? ¿Por necesidad de trascender de alguna manera? ¿Para expresarnos? ¿Para que nos entiendan?

Sin dudas pueden ser muchas y muy variadas las razones por las cuales escribimos, sin embargo hay una que no puede faltar: la pasión. Sin pasión no se puede escribir. El acto de escribir es un acto de amor, una ofrenda hacia otro, aunque ese otro seamos sólo nosotros mismos.

Quienes escribimos creemos, sin duda creemos y creemos en muchas cosas. En el valor de la palabra, en la escucha, en la fantasía, en lo posible y sobre todo en lo imposible, en lo veraz y en lo que, evidentemente, no puede ocurrir.

Hoy es el día del escritor y a todos y cada uno de ellos, famosos, nóveles, anónimos, conocidos, les damos las gracias. Gracias por los cuentos que nos hicieron soñar, cada libro que nos desveló, por aquella historia que nos hizo creer que todo era posible y porque sin dudas, con un libro en la mano se puede crecer de mil maneras.

Por eso y por infinitas razones más, gracias a todos los que escriben y gracias a todos los que leen.

Reflexiones sobre el día del escritor, por María Alicia Esain

Celebrar el Día del escritor en Argentina remite al recuerdo y al análisis de la obra de Leopoldo Lugones. Es que se ha elegido la fecha de su nacimiento para tal festejo.

En lo personal, señalo a otros escritores argentinos como merecedores de compartir tal distinción. Son muchos los nombres. Todos ellos han trazado el camino por donde intento marchar.

Mi huella no es fulgor ni música, solamente el intento de dejar en los míos el sonido de un juego de palabras, la risa de una travesura.

"Escribir le permitía bucear en el pasado, entender el presente y ordenar el futuro".

Sandra Comino - Nadar de pie

Hasta en la más remota antigüedad el hombre trató de dejar su huella sobre la tierra. Sus primeras grafías fueron a la vez, testimonio y arte.

Desde las pinturas rupestres hasta las novísimas formas del libro, todo lleva a señalar que la humanidad, en tanto grupo social o simple individuo, necesita ascender espiritualmente y mostrar su sentir, sus sueños, también su finitud.

Comencé así, hace poco, un texto solicitado por unos amigos para prologar su antología. Expresé de esa manera cuanto creo que significa la escritura.

Cada uno de nosotros,-simple destello en la inmensidad del tiempo- aspira a dejar su señal en este mundo. Algunos nos valemos de la palabra para concretar ese intento.

Buscamos la belleza en la expresión, la precisión en los conceptos, la emoción en los lectores. En mi caso personal, fue la lectura uno de mis refugios contra la intemperie de una niñez sombría.

Con el paso del tiempo, fue la herramienta de la escritura la que me sirvió de desahogo y consuelo. Hoy me encuentro creando fantasías para los niños.

Quizás sea mi forma de remendarme el alma. También, la inquieta búsqueda de las sonrisas florecidas. Es bueno abrigarse con ellas cada día.

Los escritores las necesitamos…

Con ese deseo, me sumo a la celebración y saludo a quienes acarician para sí el mismo sueño. Como el grillo, empuño mi violín palabrero y me lanzo a armar la melodía…

María Alicia Esain

5/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo