Es quien nos quiere como somos y a pesar de lo que somos.
Es quien se ríe o llora con nosotros.
Es quien se da.
Es quien no presta, ni paga ni especula.
Es quien comparte.
Es quien canta y quien escucha, aunque nuestra canción sea siempre la misma.
Es quien , de todos modos, espera en el camino.
Es quien empuja en medio de un pantano oscuro de dolor.
Es quien nos levanta después de una caída.
Es quien ofrece un hombro o una mano y cuida para nosotros el árbol de su alma.

Fin
MARÍA ALICIA ESAIN©2003

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *