La integración infantil a través del juego

La integración infantil a través del juego

La integración infantil a través del juego. Recursos para docentes.

El espacio de juego es el ámbito donde naturalmente se desarrolla la socialización en los niños.

Diariamente observamos situaciones en diferentes ámbitos en donde los niños buscan la compañía de otros niños de manera espontánea, alegre y sin prejuicios de por medio.

Cuando escuchamos en un ámbito infantil la frase: “¿Jugamos a…?”, se abre un mundo de posibilidades para desarrollar una infinidad de aspectos sociales. Los niños salen de sí mismos para interactuar con otros en el juego, esto les permite desarrollar habilidades y valores sociales como la cooperación, el respeto por las reglas, esperar turnos, confrontar ideas, realizar acuerdos, la tolerancia y el compartir.

Todas estas habilidades les permiten interactuar mejor con los otros, construir relaciones de amistad e insertarse en un grupo de pertenencia en donde se comparten intereses y experiencias, en un marco de diversión y contención afectiva.

El juego prepara para la vida, es un ejercicio en el que los niños logran entender la realidad: la comprenden, la promueven y la recrean. En esa realidad entran en juego diversos factores: familiares, físicos, intelectuales, económicos, culturales y más.

El integrarse al juego es una actitud libre y voluntaria, en donde lo que se prioriza es el placer de jugar. En él no existen las diferencias sociales, todos somos iguales. También por sus características flexibles, los espacios de juego ayudan a superar las barreras que a veces se presentan en niños introvertidos o con alguna discapacidad.

Estas características facilitan la interacción, ya que habilitan la participación en diferentes situaciones lúdicas en las que los chicos se sienten cómodos para expresan ideas, intereses y expectativas. Esto, finalmente, contribuye a fortalecer la autoestima, reconociendo y aceptando también las limitaciones de cada uno.

Los juegos tradicionales y populares (las rondas, las escondidas, la rayuela, la mancha y muchos otros) son excelentes para la integración social por sus características simples. Los momentos de juego libre, compartidos con amigos, contribuyen a la creatividad en conjunto. Por su parte, los juegos reglados ayudan a la aceptación de normas sociales.

Es muy importante que los adultos generemos y acompañemos estas instancias para garantizar que cada pequeño tenga la oportunidad de aprender jugando que en el mundo existen “otros” con quienes deben convivir, aceptando la diversidad que enriquece a nuestra sociedad.

Vanina Figule, Directora de Métodos Educativos de Scouts de Argentina www.scouts.org.ar

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



2 pensamientos en “La integración infantil a través del juego”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *