Payasos. Una caricia para el alma en medio del dolor.


Imprimir Imprimir

Tema de la semana: Alegría intensiva.

Una caricia para el alma en medio del dolor.

Cuando un papá y por ende un niño debe enfrentar una situación tan traumática como una internación, más allá de tener claro que se está haciendo lo debido, que no hay opción, es muy difícil transcurrir el “mientras tanto”.

Dicen que la risa es sanadora. Tal vez no sane la enfermedad, pero sí y mucho el alma, sin duda mejora radicalmente ese mientras tanto tan doloroso y difícil de transitar.

Afortunadamente hay gente que no sólo piensa así, sino que se dedica a llevarles alegría, sonrisas, un momento distinto a tantos niños internados y de paso a sus papás quienes, aunque no sean niños, necesitan sonreír también. Así lo entiende ALEGRIA INTENSIVA.

Tal vez Uds., como yo, no sabían que existía esta especie de milagro que salpica con luz y alegría situaciones traumáticas. Digo milagro pues en un mundo que tiende, por desgracia cada día más. a mirarse el ombligo, se me hace una especie de milagro que muchas personas piensen en el otro, en el que la está pasando mal y haga algo por paliar ese dolor.

Para que sepan de qué se trata, pues realmente vale la pena, comparto con Uds. la información de su página Web, ellos mejor que yo, les explicarán su hermosísima y valiosa tarea que se desarrolla aquí en Buenos Aires, en el Htal. Garrahan (todos los martes entre las 09,30 hs y las 14,00 hs. Se realizan performances artísticas en las salas de espera y salas de internación, cama por cama).

Alegría Intensiva, Asociación Civil, es una nueva Organización No Gubernamental, que pretende desarrollar un proyecto artístico en el ámbito hospitalario, mas precisamente en servicios de internación y consultorios externos de pediatría utilizando como lenguaje e instrumento principal el arte clown.

Los recursos humanos son artistas con formación actoral de amplia trayectoria, especializados en arte clown quienes además manejan otras técnicas circenses y musicales.

La internación hospitalaria es un proceso traumático para todo ser humano, en el caso de los niños entendemos que el proceso es aún mas difícil de sobrellevar; los niños pierden el control de gran parte de sus vidas, pierden su hábitat, sus costumbres, sus hábitos, sus amigos, pierden el control de su propio cuerpo que muchas veces es manipulado para estudios y procedimientos sin solicitarles permiso alguno.

Por otro lado la realidad hospitalaria en nuestra ciudad de Buenos Aires se haya fuertemente deteriorada por la crisis económica actual, la falta de recurso humano en salud, la demanda insatisfecha de la población, la falta de camas para internación en toda la capital, que produce que el plantel médico y no médico de los hospitales, en este caso pediátricos, vea sobreexigida su estricta acción asistencial, quedando relegado a un segundo plano un aspecto vital para  los niños, independientemente de la gravedad de su patología, como es la necesidad de jugar.

Esta realidad adversa (traumática) que es compartida por los niños internados y su entorno (Padres, hermanos, abuelos, etc.), por el personal médico y no médico del hospital, puede ser transformada cuando la lente utilizada es la mirada del clown, transformando esta realidad en lo que quisiéramos que sea, animándose a jugar otra vez.

OBJETIVOS:

 “Alegría Intensiva” propone visitar 13.000 camas de internación pediátrica una por una con propuestas específicas y contactar con más de 10.000 personas al año entre niños y adultos en las salas de espera durante todo el año de desarrollo con dos parejas clowns de trabajo.

Nuestros objetivos fundamentales son:

• Mejorar la percepción que los niños y sus padres tienen del hospital.

• Reducir el aspecto traumático de todo proceso de internación.

• Mejorar la calidad de internación de los niños.

• Reducir los períodos de internación.

• Mejorar la respuesta a los diferentes tratamientos aplicados.

• Colaborar con el hospital para que sea más atractivo para los niños.

Estos objetivos han sido logrados ampliamente por organizaciones de referencia.

CARACTERÍSTICAS DE NUESTRO TRABAJO:

Sistematicidad: La misma pareja de artistas trabaja en un mismo hospital durante meses, realizando las performance artística cama por cama con un recorrido preestablecido de 50 a 60 camas, además se realizan performances en salas de espera, todo esto con una periodicidad de dos veces por semana en días y horarios preestablecidos y conocidos por todos, durante 11 meses al año.
Cooperación con los profesionales de la salud: parte del trabajo es desarrollar un vínculo de  cooperación con los diferentes grupos de  profesionales de la institución atendida.
Aproximación a los niños: se realiza alerta al permiso que los niños y sus familias le otorgan a los clowns, a veces verbal, a veces una seña, otras veces gestual; si no hay permiso del niño internado no se realiza la performance, intentándose nuevamente en próximas visitas.
Enfoque artístico: la caracterización, las rutinas previas y la improvisación componen la tríada de nuestro trabajo artístico.

Para tener en cuenta:

Existen en el mundo varias organizaciones de clowns en servicios de pediatría: U.S.A., Brasil, Francia, España, entre otros.

ALEGRIA INTENSIVA: Cuenta con socios fundadores, pero –como tantas otras organizaciones que trabajan por y para los demás- necesita la ayuda de todos, necesita más socios. Tal vez, luego de leer esta columna y con sólo pensar en la sonrisa de un chiquito internado, nazca en Uds. el deseo de colaborar: Web site: www.alegriaintensiva.org.ar

Dicen que en el dolor, nadie camina con los zapatos del otro. Yo creo que estos clowns prestan sus característicos zapatones a los chiquitos enfermitos y a sus papás para que transiten mejor su estadía hospitalaria, les dan sus manos enfundadas en guantes blancos o no y las aferran bien fuerte para ahuyentar el miedo. Pero, por sobre todas las cosas, sin pinceles, ni pinturitas dibujan sonrisas en el medio del dolor.
Hay situaciones que la vida pone en nuestro camino que no quisiéramos vivir, que nos duelen en alma, en el corazón. Nadie puede pasarlas por nosotros, pues a nosotros nos ha tocado. Qué bueno que alguien quiera sacarnos una sonrisa cuando parece imposible, o mejor debería decir: qué bueno que alguien nos REGALE una sonrisa; nos aparte, aunque sea por un instante de la oscuridad e ilumine la carita de nuestro hijo y con la de él, la nuestra.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

“La alegría del corazón es vida para el hombre, y le alarga los días. Distrae tu alma y consuela tu corazón…” (Pdre Víctor Manuel Fernández)

Imprimir Imprimir