Saltar al contenido

La Tierra es un texto del día de la tierra escrito por María Teresa Di Dio que refleja el cuidado que debemos tener sobre la tierra y el medio ambiente, sugerido para toda la familia.

La Tierra

Nuestra Tierra es un planeta del sistema solar girando alrededor de un sol en la tercera órbita interna, es el más denso y el quinto en tamaño de los ocho del sistema solar.

Si pensamos en todo lo que contiene, la gran cantidad de especies que conviven con el hombre, es inimaginable.

El planeta azul es inmenso y ofrece un equilibrio perfecto para la naturaleza.

Lamentablemente los humanos nos hemos encargado de poner en peligro con nuestras acciones nuestra propia supervivencia.

Manipular plantas y animales para su consumo traerá serios riegos de salud para las personas.

La genética utilizada en plantas hará que diversas especies de insectos desaparezcan, ejemplo: las abejas, con lo que representan para la flora y la polinización de las flores que es vital para nuestra alimentación.

Las abejas son mucho más importantes de lo que la mayoría de las personas piensan.

La biodiversidad terrestre depende en gran medida, de la fecundación de flores que darán frutos y semillas.

Hasta el momento, la Tierra es nuestro único hogar y no hay planeta habitable con las características de nuestro planeta que se encuentre cercano al sistema solar.

Así que si pensamos salvar a la Tierra, tan sólo dependemos de cuidar el medio ambiente.

Y que los gobiernos del mundo se comprometan con políticas ambientales serias. Estas responsabilidades recaen sobre los líderes de los distintos tipos de gobiernos y su tendencia.

Fin.

22 de abril, Día de la Tierra, nuestro hogar.

Ultrajando al planeta

El hombre tratará de perfeccionarse y progresar aún a costa de su autodestrucción. La contaminación ambiental se encuentra relacionada con el aumento de la población, el desarrollo industrial, deterioro de los recursos hídricos y del aire.

Lo que ha llevado al planeta frente a un estado ambiental de deterioro jamás imaginado. El accionar de las sociedades que impactan sobre el planeta y su entorno, es en el lugar dónde se encuentran las grandes ciudades.

Para las grandes ciudades como Buenos Aires/Argentina, San Pablo/Brasil, con su constante crecimiento y la total carencia de educación ambiental de sus pobladores, es fundamental tener una propuesta y leyes vigentes que regulen las grandes «mareas» de residuos que se desechan.

Parte de este impacto son los residuos domiciliarios cuyo destino es a cielo abierto, con grandes cantidades de plásticos.

Los plásticos «clorados»’ liberan químicos que se filtran hacia las napas subterráneas, causando serios daños a todas las especies que consumen agua y a los humanos por los graves trastornos ocasionados en la salud.

Los plásticos «biodegradables» liberan metano poderoso gas del efecto invernadero.

En los océanos ocurre otro tanto con el ‘’bisfenol A’’ y el polietileno, la polución de este elemento envenena a los animales marinos, y a los humanos que se alimentan de ellos, a lo que debemos agregar los desechos radiactivos que siempre provocan efecto colateral sobre el medio ambiente.

Sucede lo mismo con los derrames de petróleo. La minería es otra de las actividades contaminantes y consumidores de agua requieren cuantiosas infraestructuras y tecnología para minimizar la contaminación hacia los cauces de los ríos.

Los ecosistemas cuentan con un mecanismo para su equilibrio, pero desechamos más de los que pueden descomponer.

En la actualidad nuestro planeta está sufriendo grandes cambios ambientales a raíz de la contaminación que desequilibra el accionar de la biodiversidad.

Para esto es necesario educar y crear conciencia ambiental con el fin de proteger recursos naturales, manejo de agroquímicos y desforestación.

La desforestación es la responsable de grandes deslaves o desmoronamientos con avalanchas de lodo y agua de cerros y montañas que al no poseer la sustentación de las raíces de árboles y plantas, se escurre hacia poblados y rutas causando caos y muertes.

Las políticas de regulaciones contradictorias en cuanto al medio ambiente, son a nivel global y requieren soluciones rápidas de los gobiernos del mundo y la concientización de los ciudadanos, respetando toda la vida sobre el planeta para detener el caos que se avecina.

Fin.

La Tierra y Ultrajando al planeta son dos textos sobre la Tierra de la escritora María Teresa Di Dio © Todos los derechos reservados.

Sobre María Teresa Di Dio

María Teresa Di Dio - Escritora

«Soy nacida en Buenos Aires, Argentina. Actualmente vivo en Bahía Blanca y, desde hace muchos años. Soy madre de tres hijos, abuela y bisabuela.»

Con numerosos premios y diplomas de honor, posee dieciocho antologías y dos libros infantiles. Entre ellas dos «Por la Paz del Mundo», de Poetas del Mundo, publicados en Australia y que se encuentran en la biblioteca de Canberra. Además, fue nombrada en 2014 Embajadora de la Paz.

Colabora con programa Diamante en libros infantiles ya en su sexto libro virtual. Es presidente de Unión Hispano Mundial de Escritores en filial Bahía Blanca.

5/5 - (3 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo