El lugar sin gente. Cuento de amor para jóvenes y padres

Cuento de amor para jóvenes y padres

Cuento de amor para jóvenes y padres

El lugar sin gente. Elvis Eberth Huanca Machaca, escritor peruano. Cuento de amor para jóvenes y padres.

He viajado por muchos planetas, he volado junto a muchas estrellas y he atravesado, las nebulosas más extrañas que pueden existir en el Universo. Pero, aun después de este largo viaje, no he podido encontrar, aquello que tanto ando buscando.

Aquello que un día perdí… El día de hoy eh encontrado un planeta, así que decidí descansar en el, pero, en ese planeta no parecía haber nadie más que yo. Hoy buscare a eso que perdí, aquí.

Yo creo que debe haber alguien aquí, además de mí. Muy pronto llegue a una ciudad, una ciudad muy extraña, una ciudad en la que había enormes edificios, los edificios de esta ciudad eran tan grandes que parecían que tocaban el cielo. Las estatuas de este lugar eran tan impresionantes que en todos mis viajes jamás había visto algo tan similar.

Los arboles de esta ciudad tocaban una extraña canción, cuando el viento corría por sus hojas. Pero… Había algo muy extraño, que por más impresionante que era esta ciudad, no había nadie, no había nadie para disfrutarla, al parecer la gente de aquí no existe, así que este es un lugar sin gente…

Después de buscar por todas partes y no encontrar a nadie, decidí que debía irme, pero cuando me iba, una a una las luces de toda la ciudad se encendieron. Si la ciudad era muy hermosa de día, de noche era aun más impresionante, parecía que las estrellas del cielo vivieran aquí.

Quizás a la gente de aquí no le gusta la luz del sol, más si de la luna, pensé dentro de mí. Pero por más que espere, jamás nadie apareció, las calles de esta ciudad permanecieron vacías. En este lugar sin gente, había algo extraño, si las luces se encendieron ¿Porque la de las casas no?

Mire en la venta de una pequeña casa y pude notar que había alguien ahí adentro, pero esa persona no estaba sola, ya que había alguien más a su lado. Me puse muy triste, ya que yo busco a alguien que esté tan solo como yo lo estoy.

Corrí a otra ventana y note lo mismo que en la anterior, en todas las casas la historia era la misma, había dos personas juntas, y estaban con las luces apagadas. En este lugar no hay nadie que esté tan solo como yo lo estoy, por eso me iré de viaje, voy a buscar a más personas, en este extraño lugar.

Me gustaría mucho encontrar a alguien que esté tan solo como yo lo estoy. Pero yo sé que si alguna vez encontrara a una persona que me quiera, que deberás me quiera de verdad, entonces esta persona y yo, por mas difícil que sean las cosas, un día tendríamos que separarnos.

Pero aun a pesar de saber eso, quiero encontrar a aquella persona que lo es todo para mi, y con este pensamiento, hoy una vez más me encamino rumbo a otro lugar sin gente. ¿Pero es que acaso existe alguien para mí? Una persona a la que quiera mucho, una persona que solo me quiera a mí.

Después de atravesar el desierto entero, llegue a otra ciudad, pero por alguna razón extraña, todas las ciudades de este planeta eran tan parecidas. En este lugar tampoco había nadie, en este lugar todos estaban acompañados de alguien más, la tristeza que sentía era tan grande que termine llorando. El dolor de estar tan solo por tanto tiempo era tan frustrante.

No pude resistir mas y me metí a una de las casas, cuando entre en ella me di cuenta que las personas que habitaban este planeta, no eran personas, sino solo eran sombras, y la razón por la que nunca encendían las luces de sus casas, era para no darse cuenta de su triste realidad.

El tiempo que pasan juntas, es como un sueño, un instante fugaz y maravilloso, los sueños de ellos siempre se harán realidad, y estas sombras harán felices a los demás, haciendo lo que ellos les digan que hagan. Pero existe algo que ellos nunca podrán hacer, por más que lo intenten, nunca podrán ser humanos.

Quizás con el tiempo logren imitarlos y hasta remplazarlos, pero nunca serán humanos, y yo lo sé, porque soy uno de ellos. Yo una vez, tuve a alguien a mi lado, estoy seguro que no estuve tan solo, tan solo como estoy ahora. Una vez tuve a alguien que me quiso mucho y estuvo a mi lado, pero por alguna razón nos separamos, e incluso olvidamos como nos llamábamos, la única forma de que reconozca a esa persona que fue tan especial para mí, es encontrando a alguien que este solo, tan solo como yo lo estoy ahora.

El día de hoy seguiré buscando a la persona que es tan especial para mí, aunque yo no pueda hacer realidad sus sueños, ni menos hacer todo lo que ella me diga que haga, quiero encontrarla, e intentar ser feliz. Así sea por un breve tiempo, quiero ser feliz…

Pero… ¿Por qué olvide a esa persona que fue tan especial para mí…? Y ahora… Porque tengo que acordarme de eso, si ya la había olvidado. Este lugar sin gente, me trae tantos recuerdos, recuerdos muy pasados, casi olvidados, que sensación tan extraña ¿Por qué tengo que llorar por alguien a quien no recuerdo? ¿Por qué mis ojos se llenan de lágrimas?

En este mundo existen muchos recuerdos que olvidamos, y otros más que debemos olvidar. ¿Por qué aquellos recuerdos que son tan tristes, y no hacen más que lastimarnos por más que pase el tiempo, jamás logramos olvidarlos?, y en cambio, aquellos recuerdos que nos hacen tan felices, aquellos recuerdos que nunca debemos olvidar, los olvidamos tan fácilmente… ¿Porque?

Muy pronto llegue a un enorme barranco, del que parecía que no había salida, ese barranco era tan profundo, que se parecía al olvido. Y estoy muy seguro que después de ahí, vivía la nada, la nada era el olvido más profundo, cuando las personas olvidan sus sueños, esos sueños olvidados se convierten en nada, y muy pronto este vacío toma forma, este vacío vagara por el mundo entero para siempre, siempre sin rumbo y siempre sin sentido, y lo único que hará será sufrir y sufrir, pero si este vacío encuentra a una sombra, también la convertirá en vacio.

Tuve mucho miedo de lo que me pasaría si me convertía en un vacio, ya que si caigo en el olvido, jamás podre salir de ella. Así que decidí, buscar otro camino, durante la noche pude ver a muchas sombras vagando por la tierra, ellos como yo habían perdido a alguien, a alguien que los hacía tan especiales e importantes.

El destino de ellos es buscar a la persona que deberán hacer feliz, pero, eso será algo muy difícil, como ellos no ven la luz, nunca serán capaces de reconocer a su persona especial, así esa persona tan especial para ellos este a su lado. Es muy triste el destino de las sombras… Estas sombras un día, cuando se den por vencidas de buscar su felicidad, se convertirán en olvido y luego en vacio, ósea no serán nada más que recuerdos olvidados. Yo tengo miedo de seguir ese mismo destino. Tengo mucho miedo de nunca encontrar mi felicidad.

Después de viajar muchos días sin encontrar a nadie, encontré a un anciano, quien estaba tan solo como yo lo estoy, el vivía en las ruinas de la que un día fue una prospera y enorme ciudad, las personas que vivían aquí, se fueron hace mucho tiempo, pero él decidió quedarse, a diferencia de mi, él no buscaba a su persona especial, sino que él esperaba a que ella le encuentre a él, y estaría ahí hasta que esa persona que es tan especial para él le encuentre.

En este mundo existen muchas personas, que quieren ser feliz ¿Qué me hace tan especial? Yo y aquella persona muy pronto empezamos a hablar, como era nuevo aquí, necesitaba saber más de este lugar sin gente.

– Dime, en este mundo ¿Existirá alguien que me quiera?

– Yo creo que si, en un principio nacemos como uno solo, pero con el tiempo nos separamos, si una mitad encuentra a la otra, solo la felicidad la esperada.

– Y si ¿A esa persona, no le gusto como soy?

– Entonces eso no es amor, y por lo tanto esa persona, no es la que tanto andas buscando.

– Entonces no buscara nada de mi ¿Verdad?

– Pues nada, solo te buscara a ti. Cuando una persona deberás te ama, no le importa lo que eres, o como eres, ella solo te ama a ti.

– Y si esa persona ¿No me quiere? Y si quiere a alguien más ¿Qué debo hacer?

– Cambiar los sentimientos de una persona es algo muy fácil, pero el amor no se cambia, ya que es algo que solo se siente solo una vez en la vida. Tú tendrás que arriesgarte y averiguarlo.

Al día siguiente seguí mi viaje, rumbo a otro lugar sin gente, cada paso que daba, me llevaba más hacia la persona que tanto quería encontrar. Yo una vez perdí a alguien muy importante para mí…

Recuerdo que aquello resulto ser muy doloroso, el recuerdo de esa persona, todavía causa mucho dolor dentro de mi. Aquello que perdí fue tan importante que el dolor sigue lastimándome. Por eso sigo buscando a aquella persona que perdí, y me quiso tal como soy. Un día me senté a orillas de un río y alguien vino a mí, era ella, era esa persona tan especial que anduve buscando por tanto tiempo.

Yo estaba seguro de que era ella, después de buscarla por todo el Universo, solo tuve que sentarme a esperarla, y ella fue la que me encontró a mí.

Pero, ahora que la he encontrado, siento más dolor, porque es doloroso estar con alguien que te quiera y a quien quieras, pero por más que lo intentes, nunca podrás hacerla feliz. Y menos darlo todo por ella, verle es doloroso, por esa razón me vuelvo a apartar de la persona que quiero.

Todo el camino estuve llorando, lamentando lo que hice. Pero ya no había marcha atrás, lo más probable es que aquella persona tan especial, se halla decepcionado de mí… Y busque a alguien mejor que yo… Pronto volví a aquella misteriosa ciudad en ruinas, en donde estaba el mismo anciano, sentado y esperando como siempre.

– ¿Aun no has encontrado a tu persona especial?

– Esa persona ya me ha encontrado, pero tuve que irme de su lado.

– ¿Por qué?

– Me he apartado de su lado, porque le quiero mucho.

– No entiendo, ¿La quieres y te apartas de ella?

– Si lo he hecho, para que esa persona sea feliz, en este mundo, debe existir alguien mejor que yo, para ella.

– Pero esa persona entre todas las personas, te ha escogido a ti… Y aún a pesar de eso, ¿Te vas de su lado? Dime ¿Que es la felicidad para ti?

– Pues la felicidad es… Es… Mi felicidad es estar junto a ella, solo estando a su lado seré muy feliz.

– ¿Aunque duela? ¿Aunque sufras?

– Si, así pasaran las cosas, pues, aun así quiero estar a su lado… Por fin he encontrado mi felicidad… Gracias… Muchas gracias, quisiera que usted también encuentre a la suya pronto.

– Pues el amor de la persona que amo, ya no es de este mundo, yo a diferencia de ti, ya no puedo verla más, ni menos aun tocar su mano y sentir el aroma de su piel, yo no espero a aquella persona que lo es todo para mi, en el pasado ya la conocí, y la perdí, solo espero, hasta que mi tiempo llegue y pueda estar junto a ella. Una vez esta ciudad fue testigo de nuestra historia de amor, pero así como se destruyó, mi amor también se destruyó, pero aun a pesar de eso, yo todavía sigo amándola. Y cada día de mi vida, se la dedico a ella.

Y con estas palabras corrí de regreso hacia ella.

La vi llorando en el mismo lugar en el que le había dejado, ella me estaba esperando. Apenas le vi, corrí hacia ella, y la estreche lo más fuerte que pude entre mis brazos, quería sentir cada latido de su corazón… Esta vez nunca jamás me apartaría de su lado.

Tú y yo nos parecemos, abres la puerta y no hay nadie esperándonos, solo la soledad y la tristeza. No hace falta que me expliques dónde estabas.

Porque después de todo, tú y yo somos iguales. Al fin me di cuenta de lo terrible que es sentirse solo. Saber que no estará nadie en casa esperándote cuando llegues, ese dolor es muy triste. Estar solo es terrible, es muy doloroso estar solo. Yo un día estuve muy solo, el dolor que sentía era tan grande, que no me dejaba ser feliz, así que salí desde mi hogar, para buscar aquella persona que lo es todo para mi, aquella persona con la que descubriría que es ser feliz.

Cuando estoy contigo, me siento tan bien, tú y yo hemos vivido mucho tiempo solo. En este lugar sin gente encontré lo que tanto andaba buscando. Mi felicidad

Aquí existen muchas personas que buscan a alguien que deberá serlo todo para ellos, a alguien con quien descubrirán los que es ser felices. Muchos vienen de distintos lugares y entre todas las personas, ella me encontró a mí, se que ella me quiere y yo soy muy feliz, estamos juntos y estamos felices.

Soy feliz, soy muy feliz…

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]