Por María Luisa De Francesco. Cuento sobre la desaparición de personas

El tejedor es un breve pero emotivo cuento con el tema de la desaparición y tortura de personas transcurridas durante épocas de los golpes de estado que sucedieron en muchos países de Latinoamérica e incluso en España. Es un cuento para jóvenes y adultos de la escritora argentina-uruguaya María Luisa De Francesco. Cuentos sobre represión del estado.

El tejedor

El tejedor - Cuento

Tejía siempre en un telar enorme que hizo construir a su gusto.

Cuando elegía las lanas, las iba tiñendo de colores con sus manos y con elementos de la naturaleza.

Siempre decía que color a color, la naturaleza gana y se negó siempre a utilizar otra cosa que no fueran raíces, semillas, plantas.

Era un tejedor formidable, en su pueblo la gente se arremolinaba por verlo junto a su telar.

En la feria regional su puesto era muy visitado: no vendía nada, sólo elegía hilos o lanas, teñía, tejía.

Tejer era todo lo que le interesaba hacer y si le pedían algo imposible era cuando su destreza realmente se expresaba.

Eran épocas oscuras de las que no queremos acordarnos, el pueblo sublevado, las fuerzas públicas reprimiendo, la gente común temiendo…

El tejía, horizontes de soles, esperanzas azules, sueños enraizados en brazos de trabajadores.

Tejer era su destino pero no lo sabíamos.

La noche que me llevaron lejos de mi casa él tejió en su telar sin parar: lágrimas, horrores, pesadillas, golpes.

Y no se equivocaba, todo eso me pasaba.

Cuando dejé de sentir tanto miedo él me tejió una almohada donde pude dormir de nuevo.

Eran épocas duras: hoy me llevaban a mí y mañana al otro, y así. La gente que conocías desaparecía.

El tejía: brazos y piernas trabajaban sin parar. Y la gente que desaparecía la tejía sin conocerla, sin saber quién, cómo o por qué.

En su enorme telar tenía un mapa lleno de rostros, desconocidos y desaparecidos.

Tejía de noche y de madrugada, las lágrimas que otros se dolían, él las podía tejer.

Cuando encontraron el gran telar y le preguntaron quién era esa gente supimos que el tejido estaba completo y la única cara que faltaba, era la suya.

Cuando lo encerraron quisimos llevarle un telar, uno pequeño, no importaba, sabíamos que sin tejer, se nos perdería.

No nos dejaron, él se quedó callado, no entendía que mal podía hacer un telar en una cárcel.

Y todos quisimos tejer por él: para llevarle algo que lo recompusiera, que lo sostuviera.

Pero los hilos y lanas se nos negaron, se nos enredaron, no supimos hacerle casi nada.

Eran épocas tan crueles que su tejido fue desbaratado, las miles de caras tejidas fueron tal vez quemadas, no lo sabemos.

Cuando salió de prisión fue derecho al telar y quiso recomponer su vieja maña de tejer lo que pasaba hoy y lo que pasaría mañana.

Se suicidó de lanas y colores, se mató de tantos hilos y tejió sin parar un sol, una bandera, una lucha que acababa.

Y esa noche el pueblo durmió tranquilo y en paz.

Porque el tejedor decía que pronto, muy pronto, se acababa… se terminaba…

Qué explosión de colores, qué impacto de texturas: el tejedor volvió a sus tramas.

Y ya no hizo más nada que enseñar a tejer colores, hilos, lanas… pero más que nada, enseñó a tejer sueños y esperanzas.

Fin.

El tejedor es un cuento que nos envió la escritora María Luisa De Francesco © Todos los derechos reservados.

Sobre María Luisa De Francesco

María Luisa de Francesco - Escritora

María Luisa nació en Misiones (Argentina) el 2 de abril de 1954, pero vive, hace más de treinta años, en Uruguay.

Participó en diferentes grupos literarios e hizo la especialización en Literatura para niños y jóvenes, en la cátedra Juana de Ibarbourou. Obtuvo el título de Experta en Literatura para niños y jóvenes. Ha participado en muchos concursos en Uruguay, ganando premios a nivel local, regional y nacional con obras de literatura fantástica.

También estudió literatura para niños en MéxicoEspaña y Argentina, y estuvo varios años vinculada al PIALI (Programa Internacional de Acercamiento a la Literatura Infantil) que une a los países de Latinoamérica. Nombrada miembro académica en Costa Rica en 2003.

Su pasión es la literatura infantil y juvenil. Hace más de diez años se dedica a la animación a la lectura y dirige talleres en escuelas públicas con la Asociación Uruguaya de Literatura Infantil.

Actualmente trabaja para el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay. Allí se dedica a representar al Plan Nacional de lectura y dirige talleres de formación de mediadores de lectura en el aula virtual.

Sus libros y publicaciones

María Luisa tiene los siguientes libros y publicaciones:

  • “Salto, ciudad poesía”, en 1991, con otros autores;
  • “Espejos, cuentos fantásticos breves”, en 1997 y,
  • Talleres para niños en la Escuela Pública (AULI 1997):
    • “Nietomanía 1” (AULI 2008) y,
    • “Nietomanía 2” (AULI 2010)
  • Distintas publicaciones en el diario El pueblo, la revista Había una vez y diario Cambio.

También, ha publicado, mediante la editorial Tiempo de leer, tres libros para niños en Colombia:

  • La increíble historia de un amor y una no nariz,
  • Luciano un sapo lírico y,
  • De magos, detectives y otros disparates.

Además, tiene en proceso seis libros para niños pequeños y un libro sobre dinámicas de lectura a partir de una biblioteca y del aula.

Más cuentos de María Luisa

Si quiere leer más cuentos de María Luisa, puede hacer clic Aquí.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *