La serpiente golosa

Cuentos sobre serpientes

La serpiente golosa es uno de los bellos cuentos sobre serpientes escrito por Gisela de la Torre, un cuento sugerido para niños de todas las edades. 

En el bosque vivía Golosa, una serpiente que los animales habían nombrado así, pues todo lo que encontraba a su paso lo comía.

Un día, luego de comerse un conejo y dos gallinas, se puso a reposar debajo de un árbol. Pasó un burrito cojo y aunque estaba repleta, se dijo: “Ese me lo como yo, aunque reviente”. Y le dio alcance.

Comenzó el animalito  a pedir que no se lo comiera porque se había clavado una espina. Golosa comenzó a burlarse de él y no le hizo caso. Alarmado, viendo que ya no le quedaba otra salida, le advirtió:

—Si me comes, la espina se te enterrará en el estómago.

La serpiente se burló, diciéndole que era solo  un ardid y se lo comió. Al rato comenzó a sentir dolores, se acordó de lo que le había dicho y sintió miedo. Fue en seguida a ver a la lechuza, para que le diera alguna poción ya que podía morir.  Para su mala suerte, no la encontró. Estaba tan asustada que fue entonces a ver a la culebra y esta le dijo:

—Yo que tú, me operaba de inmediato.

Como era tan testaruda no hizo caso y siguió por el bosque a ver a quien se comía. Apareció un chivo pequeño y también  se lo merendó. Entonces notó un enorme dolor en el vientre, sintió nauseas y le comenzó a faltar la respiración.  Posteriormente murió por comilona y desde entonces los animales van por el bosque sin temerle a una serpiente glotona.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

La serpiente golosa es uno de los bellos cuentos sobre serpientes escrito por Gisela de la Torre, un cuento sugerido para niños de todas las edades. 

Imprimir Imprimir

Comentarios