El país de los sueños

El país de los sueños

El país de los sueños es un bello cuento escrito por Gina Maria Paredes Cornejo, un fantástico cuento sugerido para niños de todas las edades. 

Todo niño sueña con un lugar en donde todos sus sueños se hagan realidad porque sueñan con un mundo mágico, un mundo en donde la maldad no existe.

Eso le pasó a Henry. Henry es un niño de cuatro años quien siempre ha soñado con ése mundo mágico, en donde todos sus personajes favoritos, estuviesen ahí; cada vez que su mamá le leía cualquier cuento, Henry se imaginaba que estaba ahí junto a sus héroes favoritos: jugando, riendo, conversando y pasando uno de sus mejores momentos que jamás haya tenido.

Una noche, mientras su mamá le estaba leyendo uno de sus cuentos favoritos, Henry le dijo a su mamá: “Mamá, me gustaría ser como ése niño quien está en el poni”.

“¿Y por qué quieres ser como ése niño?” le preguntó su mamá.

“Porque ése niño es valiente y no tiene miedo a nada ni a nadie; pero lo más importante mamá, es que ése niño es feliz”, le dijo Henry.

“¡Oh, hijo mío, pero si tú también eres valiente! No importa la edad que tengas, siempre me has demostrado en cualquier momento cuan valiente eres. Además hijo mío, yo te admiro, no sólo por ser como eres; sino también porque me has demostrado con tus actos cuan valiente eres y es por eso que te admiro” le dijo su mamá.

“Yo también mamá y te quiero mucho” le dijo Henry.

Cada noche que Henry antes de que Henry se quedase profundamente dormido, él soñaba con ese mundo, que estaba rodeado de sus personajes favoritos y que compartía con ellos todo tipo de aventuras y que cada cosa que veía, cada lugar, era para Henry algo mágico, fascinante e inexplicable de decir lo fascinado que estaba con ese mundo.

En ése mundo que Henry había creado dentro de su cabeza, soñaba que estaba jugando con: Blancanieves, la Bella Durmiente, con los ponis, con el dragón, con el gato con botas, con Hansel y Gretel, etc., con todos ellos y que todos estaban en el mismo lugar divirtiéndose, pasando momentos mágicos e inolvidables de los cuales los tendría siempre en su corazón.

También lo que veía era mágico: los castillos, el bosque, las casas, los lagos, los ríos, los animales porque había bastantes animales, los castillos unos más grandes y magníficos que otros; todo lo que veía era mágico, único, fascinante y difícil de explicar porque ése mundo es el que Henry siempre había soñado y cada vez que estaba en ése mundo, Henry siempre pensaba y sentía de que no iba a cambiar ése mundo para nada; al contrario, que lo mantendría siempre en su mente y en su corazón y que cada vez que se sentiría sólo, pensaría en ese mundo y ya no sentiría que estaba sólo porque existía ése mundo mágico que él había creado.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

El país de los sueños es un bello cuento escrito por Gina Maria Paredes Cornejo, un fantástico cuento sugerido para niños de todas las edades. 

Imprimir Imprimir

Comentarios