La reina Azul. En un mundo descuartizado de amor

Por Ángel Javier Castro Sánchez. Cuentos fantásticos cortos

El escritor Ángel Javier Castro Sánchez nos tiene acostumbrados a relatos criptográficos, en los cuáles los enigmáticos personajes ficticios parecen representar cosas de la realidad, con mensajes casi proféticos. En este caso, La reina Azul es un cuento corto fantástico y misterioso, que recomendamos para jóvenes y adultos, y que invitamos a pensar y comentar a qué se podría estar refiriendo el autor con estos personajes y estas situaciones.

Luego, si te gusta este breve cuento de Ángel Javier, por favor, déjanos algunos comentarios (✍🏼), califícalo con estrellas para que otros lo vean (⭐) y comparte en tus redes sociales (🙏🏼). ¡Gracias!

La reina Azul

La reina Azul - Cuento fantástico

Cuando la luna desamparada en el tiempo viajaba hacia el poniente, viéndose de pronto engrandecida de tamaño. Del seno de la tierra emergió una mujer corpulenta y de colosal estatura. Su vestido de color azul africado sentaba en su carne morena a la perfección. Y sin mirar a nadie se puso a caminar por una larga llanura en dirección a la ciudad.

Aquella mujer nunca antes vista, que tiene sus largos cabellos negros, bañados de hilos de esmeralda plateado, colgados hasta la cintura. Cuyos ojos chamuscados derraman fiereza inaudita, causan sopor en las bestias del campo; callando las aves a su paso; escondiéndose los niños, atisbándola desde lejos.

Y sucede que tan solo al mirar su sombra, la gente se encoge de hombros e intuyendo que algo pronto pasará, cierran sus puertas, oteándola desde las ventanas.

Porque un hombre de pequeña estatura que se atrevió mirarla con indecencia se vio de pronto suspendido en el aire, y la fémina luego de girar tenazmente el cuerpo del hombre, algo así como cuando los dedos juegan graciosamente en el interior de un sombrero, lo lanzó al espacio, cayendo más allá que una fuerza humana pudiese hacerlo.

Entonces fue cuando varios hombres, después de haber visto el hecho, heridos en su amor propio y considerando que la masculinidad estaba en juego, la atacaron por varios flancos al mismo tiempo.

Sin embargo “La Azul” en un despliegue ágil y certero ya les había cortado el ataque, propiciando sendos golpes de manera simultánea en los rostros y haber desbaratado los cuerpos de los atacantes con severos puntapiés, dejándolos malheridos, causando la protesta de otros varones, que desde las ventanas retaban subiese a las viviendas.

A la mujer, que en un principio había suscitado cierta admiración de sus congéneres, ahora la ven como una amenaza a la tranquilidad pública.

“¿Quién la detendrá?”

Se preguntan a media voz; porque hasta la policía, enterada del extraño ser, no se atreve detenerla. Caminando pomposamente con el alma envuelta de rabia, que viendo cuanto varón se cruza en su camino, con gran ímpetu los hace volar en el espacio después de jugar con ellos como si fueran divertidos ratones de alcancía, que al caer a tierra difícilmente logran rehabilitarse.

De tal suerte que “La Azul” dejando que exploten de sus gruesos labios terribles amenazas contra los hombres que pretenden hacer respetar su masculinidad.

A muchos de ellos que se habían atrevido enfrentarla, en un movimiento rápido y apabullante los apretujó con sus desmesuradas manos, teniendo pegada las cabezas de los contrincantes en su abultado vientre. Hasta que, al fin, no pudiendo los hombres deshacerse de sus manos, sintiendo ya asfixiarse, la mujer- sin dejar de reír estruendosamente- los dejó caer al suelo cuasi exánimes.

Es tal el terror que infunde “La Azul“, que el mundo del Nuevo Siglo lo tiene por Reina.

No habiendo quien se interponga en sus planes de dominarlo todo. Y cuando un hombre-quizás el último representante de su género se atrevió enfrentarla; mientras la mujer se reía, sorpresivamente fue empujada hacia un cerco metálico, quedando atravesado su cuerpo en unas rejillas puntiagudas, debiendo morir al instante…

¡Pero no! “La Reina Azul”, reaccionando al instante, impulsada por el aire de su fuerza congénita, logró desprenderse de las rejillas; y brincando sobre el hombre que no esperaba reacción alguna, terminó languideciendo en el piso a la brutal embestida de la majestuosa cabeza de la reina.

Quedando boquiabiertos los habitantes de la ciudad, continuando la extraña mujer su camino, sin haber dejado rastro de sangre al pie de las retorcidas rejillas del jardín. Desafiando a que alguien asome su cabeza por alguna de las ventanas de los edificios, por cuanta ciudad atraviesa.

Porque la noche de la oscuridad sin Dios ya había empezado a reinar en un mundo descuartizado de Amor.

Fin.

La reina Azul es un cuento de Ángel Javier Castro Sánchez © Todos los derechos reservados.

Sobre Ángel Javier Castro Sánchez

Ángel Javier Castro Sanchez - Escritor

Ángel Javier Castro Sánchez es un escritor peruano que nació en 1972 en Acolla, Provincia de Jauja (Junín) en el Perú. Cursó los estudios superiores en las universidades de U.N.C.P, U.N.M.S.M Y U.P.L.A. y es Licenciado en la especialidad de Historia y Geografía. 

Castro creció en la soledad de la noche y el frio que brinda coloquialmente el valle de Yanamarca. En su niñez vislumbró cruzarse en su camino la Cruz de Cristo, sea en forma de madera o pajitas. Afianzándose su alma de escritor hacia la aurora de su adolescencia transcurrida en Tarma, escribiendo cortas piezas teatrales y más adelante ir forjándose en su seno un mar de poemas y relatos, que esperan ser publicados.

Sus relatos escarban el sedimento de la historia humana, cuyo epílogo retrata un final apocalíptico anunciado. Mientras sus poesías de carácter trascendental sondean el dolor humano de una flor muerta; resurrección que solo es posible hallarla en la luz de Cristo.

Ha publicado las siguientes obras: “Esclava de Cristo” y “Entre la cruz y el fuego” (2011) y numerosos artículos y poesías publicadas especialmente por Facebook: asociación cultural Alejandro Palomino Vega de Tarma y en Blog: relatos y poesías de Ángel Javier Castro Sánchez.

Otros cuentos de Ángel Javier

Si te gustó el relato de “La reina Azul” de Ángel Javier, por favor, déjanos algunas palabras en los comentarios (✍🏼), califícalo para que otros lo vean (⭐) y comparte en tus redes sociales utilizando los botones que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 5]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *