El alienígena 🤖 Juntos comenzaron lo que sería una integración de civilizaciones del universo.

Por María Teresa Di Dio. Cuentos de ciencia ficción cortos para niños.

El alienígena es una breve historia sobre la colonización de un planeta en la que un grupo de origen terrestre hace contacto con una civilización extraterrestre y, a partir de esto y por algunos acontecimientos desafortunados que suceden en la Tierra, deciden quedarse definitivamente a poblar este nuevo mundo. Es un cuento de la escritora María Teresa Di Dio, especialmente recomendado para niños y niñas.

Luego, si te gusta esta fantástica historia escrita por María Teresa, por favor, deja algunas palabras en los comentarios (✍🏼), califica con estrellas a este cuento para que otros lo encuentren y lean (⭐) y comparte con algunos pequeños, a través de tus redes sociales. También puedes descargarlo como PDF y enviarlo por Telegram, Whatsapp o correo electrónico (🙏🏼). ¡Gracias!

El alienígena

El alienígena - Cuento
Imagen de 0fjd125gk87

Después de varias horas de espera, la nave partió rumbo al espacio con un ruido ensordecedor, en ella seis viajeros llevarían suministros y relevarían a los anteriores que habían partido hacia ocho años, del planeta Tierra.

Seguían atareados frente a los mandos y las computadoras, mientras el robot los puso al tanto de lo aprendido durante los dos años de entrenamiento. Serían introducidos en un sueño de hibernación, cada uno en su habitáculo, mientras el robot permanecería al mando de la nave, ¡cuatro años de estar en el espacio sin sentirlo!

La nave se perdió en el infinito navegando entre planetas, el personal de la nave constaba de dos ingenieros, un médico, una enfermera, un técnico en agronomía, y el comandante.

Les pareció estar tan solo unos minutos dormidos, cuando terminó la hibernación, todo estaba conforme a lo programado en el viaje.

A dos gravedades Demian pudo salir del puente, trabajosamente se puso de pie, se trasladó al vehículo explorador y salió hacia la parte posterior, él como ingeniero en sistemas era el primero en controlar el descenso y tareas posteriores.

Susan, la esposa de Demian, la otra ingeniera y la médica Helen se incorporaron al vehículo que se desplazaría hasta la colonia.

Mientras la enfermera Emma preparaba las medicinas, el técnico agrónomo ordenaba los cultivos hidropónicos empaquetados y listos para llevarlos a su destino.

Emma miró detenidamente a su esposo Marión, se habían embarcado en esa aventura para reunir informes e investigar sobre los nuevos cultivos que habían desarrollado.

De pronto una nave alienígena apareció en el visor del vehículo explorador, dejando atónito a Demian que conducía en forma lenta dado a lo escabroso del terreno.

Se detuvo, la nave era una masa compacta de forma irregular, de un gris opaco, efectuó un lento giro alrededor de ella, su campo de visión era enorme y podía apreciar todos los detalles.

Tenemos que acercarnos a la colonia, para ver si todos los miembros están bien.

Envió un mensaje al resto de la tripulación para dejar constancia de la nave alienígena, informando que no había visto el interior y ningún movimiento extraño.

La colonia estaba en plena tarea de trabajo, nadie había visto la nave, por estar detrás de una cadena montañosa.

Desde la nave terrestre Emma, su esposo Marión y Elías el comandante, completaron las tareas y partieron en el otro vehículo hacia la colonia, pasando cautelosamente cerca de la extraña nave, y pese a querer pasar desapercibidos, fueron detectados desde la nave.

Un aparato con cúpula de algún material transparente, los abordó impidiendo el paso del vehículo terrestre, desde allí un rayo retráctil tomó el poder del mismo.

Ya adentro de la nave alienígena, unos seres grises de elevada estatura les indicaron que tomen a uno de ellos y se lo lleven.

Ante el asombro se dieron cuenta que estaba herido, no supieron como interpretar esa insistencia, junto al ser les fue entregada una valija con alguna clase de instrumento.

Cuando la nave alienígena partió, se dirigieron con el ser hacia la colonia, en ese momento harían el recambio de personal, y ellos tendrían que hacerse cargo de él.

Hubo un revuelo entre los miembros anteriores, pero al fin entendieron que al estar herido no presentaba ningún peligro para ellos.

Cuando el alienígena sanó, la valija resultó de gran ayuda, después de manipular los controles logró que funcione como traductor y así comprender el idioma y comunicarse.

La integración fue de gran ayuda pues, el ser alienígena, con sus aparatos encontró un gran acuífero bajo tierra, solo faltaba perforar y el agua sería suficiente para los cultivos.

Tiempo después, supieron que ese ser era un controlador de salud y no hubiese sobrevivido en un largo viaje, hacia su planeta.

Cuando llevaban tres años en la colonia, un mensaje de la Tierra los dejó paralizados.

»No habrá relevo, continúen con sus vidas, la séptima guerra mundial destruyó a casi toda la humanidad, tan solo sobreviven unas doscientas personas. Fin del comunicado».

Poco después llegó otra nave alienígena, para instalarse en una colonia, eran vegetarianos y traían gran variedad de semillas y granos para sembrar.

Juntos comenzaron lo que sería una integración de civilizaciones del universo, intercambiaban frutos y verduras, cada una con sabor exquisito.

Al año siguiente, varios niños corrían por la colonia, antes estaba prohibido que tengan descendencia, según la cláusula de los que se dirigían a las colonias de viajeros espaciales.

La Tierra había estado superpoblada, ahora ellos y sus hijos serían los encargados de poblar aquél planeta, un tanto inhóspito.

¿La humanidad tendría paz?, o dentro de algunos años comenzarían otra guerra, y esta vez sería intergaláctica. ¡Esperemos que no!

Fin.

El alienígena es un cuento de la escritora María Teresa Di Dio © Todos los derechos reservados.

Sobre María Teresa Di Dio

María Teresa Di Dio - Escritora

«Soy nacida en Buenos Aires, Argentina. Actualmente vivo en Bahía Blanca y, desde hace muchos años. Soy madre de tres hijos, abuela y bisabuela.»

Con numerosos premios y diplomas de honor, posee dieciocho antologías y dos libros infantiles. Entre ellas dos «Por la Paz del Mundo», de Poetas del Mundo, publicados en Australia y que se encuentran en la biblioteca de Canberra. Además, fue nombrada en 2014 Embajadora de la Paz.

Colabora con programa Diamante en libros infantiles ya en su sexto libro virtual. Es presidente de Unión Hispano Mundial de Escritores en filial Bahía Blanca.

Otros cuentos de María Teresa

¿Te gustan las historias de fantasía como la de «El alienígena«? Por favor, deja algunas palabras en la sección de comentarios (✍🏼), asigna una calificación con estrellas a este breve cuento para que otros lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo con algunos niños y niñas a través de tus redes sociales (🙏🏼), puedes utilizar los botones que están a continuación. ¡Gracias!

3.9/5 - (7 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *