Saltar al contenido

Una princesa diferente 馃憫 Necesit贸 atravesar un momento dif铆cil para aprender lo que con amor sus padres le hab铆an inculcado.

Por Liana Castello. Cuentos educativos para ni帽os.

Una princesa diferente es un cuento sobre los modales, buenos y malos. De c贸mo pueden, aunque no lo creamos, incidir en nuestra vida de todos los d铆as y cambiar la forma en que nos relacionamos con los dem谩s, a pesar de no ser pr铆ncipes ni princesas. Es un cuento de la escritora argentina Liana Castello, recomendado para ni帽os y ni帽as de los primeros a帽os de primaria.

Puedes ver tambi茅n: Las palabras M谩gicas: 芦por favor禄 y 芦gracias禄

Luego de leer el cuento, por favor, deja algunos comentarios (鉁嶐煆), asigna una calificaci贸n con estrellas a este cuento para que otros lo encuentren en el sitio (猸) y comp谩rtelo con amigos, especialmente ni帽os y ni帽as, a trav茅s de tus redes sociales. Tambi茅n puedes descargarlo como PDF y enviarlo por correo electr贸nico, WhatsApp o Telegram (馃檹馃徏). 隆Gracias!

Una princesa diferente

Una princesa diferente - Cuento sobre malos modales

Fiorella no era una princesa como todas las dem谩s. Si bien su figura era elegante y esbelta y su rostro muy bello, sus modales dejaban mucho que desear.

Sus padres le hab铆an procurado la mejor educaci贸n pero, a pesar de ello, Fiorella parec铆a no haber aprendido mucho m谩s que geograf铆a o matem谩ticas.

La princesa era muy culta realmente, sab铆a idiomas, le铆a en forma clara, dominaba las ciencias, pero hab铆a algo en ella que no se condec铆a con su figura de princesa y eran sus malos modales.

Com铆a con la boca abierta, jam谩s dec铆a 芦gracias禄 o 芦por favor禄, mucho menos se escuchaba un 芦permiso禄 o 芦disculpe禄. No se tapaba la boca al toser y tampoco cuando estornudaba. En definitiva, la princesa 鈥搒i bien muy culta- no ten铆a modales de princesa.

Sus padres estaban muy preocupados pues ya no sab铆an qu茅 hacer para que su hija aprendiese c贸mo deb铆a comportarse. Los reyes sab铆an que la educaci贸n no se adquiere s贸lo por los libros que uno lee, o por lo que estudia, sino de muchas otras maneras.

Tal era la desaz贸n de los reyes, que trataban que la princesa no saliese demasiado del palacio. En realidad, sent铆an un poco de verg眉enza por los modales de su hija.

Si sigue as铆, jam谩s se casar谩 鈥搒ollozaba la reina muy preocupada.

驴En manos de qui茅n dejaremos el reino el d铆a de ma帽ana? 驴Qui茅n querr谩 casarse con una princesa que se limpia la nariz con la manga del vestido y escupe a m谩s de un metro de distancia cuando come?

M谩s all谩 de la falta de modales de la princesa, los reyes estaban preocupados pues no ten铆an hijos varones, por lo cual, la princesa deber铆a casarse para poder acceder al trono junto con su esposo.

Fiorella no se preocupaba ni por cuidar sus formas, ni por su futuro matrimonio. Cre铆a que era muy joven para casarse y que adquirir buenos modales no ser铆a tan dif铆cil, si alg煤n d铆a se tuviese ganas de hacerlo.

Sin embargo, hay ocasiones en que la vida nos demuestra que nuestros tiempos, no son los de ella y esto le ocurri贸 a la princesa.

El rey enferm贸 gravemente. A pesar de todos los cuidados聽 y las medicinas que recib铆a, empeoraba d铆a a d铆a. Todos pensaban que ya no habr铆a cura para 茅l.

Fue as铆 que la reina mand贸 llamar a su hija y le dijo:

Hija querida, es necesario que contraigas matrimonio cuanto antes, el reino no puede quedar sin rey.

Fiorella no prest贸 mucha atenci贸n a las palabras de su madre. Tal era la tristeza de la princesa, que poco le importaba poder acceder al trono, ella lo 煤nico que quer铆a era que su padre sanase.

La reina insisti贸 una y mil veces, hasta que convenci贸 a la princesa que, para tranquilidad de su padre, deb铆a buscar un futuro esposo.

No fue f谩cil explicarle a Fiorella que, m谩s all谩 de no poder demorarse en la b煤squeda, deb铆a modificar sus malos modales. Deb铆a hacer muchas cosas en poco tiempo, encontrar un novio, de ser posible enamorarse y como si esto fuese poco, aprender todo aquello que sus padres hab铆an querido ense帽arle durante a帽os y que ella no hab铆a aprendido.

Decidieron que la princesa viajar铆a para estrechar v铆nculos con los diferentes reinos y ver si en alguno de ellos conoc铆a alg煤n pr铆ncipe del cual se enamorase.

Esto no ser谩 tarea f谩cil mi ni帽a 鈥揹ijo Ana, la dama de compa帽铆a a la princesa.

驴Por qu茅 lo dices? No soy fea, visto muy bien, soy limpita y como si esto fuese poco, soy una princesa 鈥揷ontest贸 Fiorella.

Una princesa con modales un poco extra帽os, si me lo permite 鈥搑eplic贸 t铆midamente Ana.

Ahora va a resultar que para que alguien se enamore de mi debo comer con la boca cerrada, saludar a cada rato, taparme para estornudar 隆Eso no es amor! 鈥揼rit贸 la princesa.

Para poder enamorarse de alguien, hay que poder acercarse a 茅l y conocerlo mi ni帽a y con todo respeto鈥 con sus modales no son muchos los que se le acercan.

Ya ver谩s que tan equivocada est谩s. En cuanto vean que soy joven y bella, a nadie la importar谩 si saludo o no 鈥揹ijo Fiorella y dio por terminada la conversaci贸n.

El viaje comenz贸, Fiorella iba en el carruaje real junto con su dama de compa帽铆a y un par de sirvientes.
Lleg贸 el turno de visitar el primer reino vecino. Al llegar al palacio, los sirvientes la esperaban para conducirla hasta el rey y su hijo. Entr贸 sin siquiera decir buen d铆a. No dio las gracias cuando le abrieron la puerta y mucho menos pidi贸 permiso al entrar en el gran sal贸n real.

Tanto el rey, como su hijo se molestaron y sorprendieron por la actitud tan poco educada de Fiorella. La vieron bella y culta, pero no les pareci贸 suficiente. El pr铆ncipe especialmente lo lament贸 pues algo de la princesa le hab铆a gustado mucho, pero en su reino tales modales no estaban permitidos.

La princesa se retir贸, d谩ndose cuenta que no hab铆a podido entablar un buen v铆nculo, pero no pens贸 que fuese por sus modales.

El visitar el segundo reino, bastante m谩s alejado que el primero, la esperaba la familia real para cenar. Todo estaba dispuesto, velas, los mejores manteles y copas de metal plateado.

La cena fue un desastre. Los reyes y los pr铆ncipes quedaron estupefactos al ver c贸mo com铆a la princesa. Arranc贸 la pata de pollo con la mano, con la mano sigui贸 comiendo y sin cerrar la boca, todo esto al tiempo que escup铆a mientras hablaba.

Dem谩s est谩 decir que tambi茅n fracas贸 en su intento de acercase a los miembros del reino.

隆Qu茅 l谩stima! 鈥揷omentaron los reyes鈥 Una princesa tan bella y con esos modales, no ser谩 digna de ning煤n trono.

El viaje fue un fracaso. En todos los reinos visitados pas贸 lo mismo. La princesa deb铆a emprender el regreso con las manos vac铆as.

Desconsolada por no poder llevar tranquilidad a su padre enfermo, se puso a pensar en todo lo ocurrido.

Le dije que esto pasar铆a mi ni帽a, se lo advert铆 鈥揹ijo Ana.

Lejos de molestarle tal comentario, Fiorella reconoci贸 por primera vez que su dama de compa帽铆a ten铆a raz贸n. Record贸 cada escena en cada palacio y se sinti贸 avergonzada.

La princesa no ten铆a buenos modales, pero le sobraba amor por su padre. Decidi贸 que empezar铆a todo otra vez, pero de otra manera.

Volvi贸 al primer reino, donde una vez m谩s la esperaban los sirvientes en la puerta.

Con gran esfuerzo de su parte, se escuch贸 un 芦Muy buenos d铆as禄, tras un 芦Gracias禄 y 芦Permiso禄 un poco t铆midos y entrecortados, pero sinceros.

El Rey y su hijo quedaron asombrados, no era la misma persona que los visitara tiempo atr谩s. El pr铆ncipe estaba feliz y se dio cuenta que Fiorella estaba haciendo un gran esfuerzo por cambiar la imagen que de ella se hab铆an hecho.

Conversaron largamente sin problemas. La princesa estaba nerviosa y pidi贸 que cerrasen las ventanas, no fuera cosa que una corriente de aire la hiciera estornudar y no se tapara la boca.

Nada de eso ocurri贸, incluso la invitaron a cenar y con un poco de miedo, acept贸 la invitaci贸n. Mucho empe帽o puso la princesa en masticar bien y no hablar con la boca llena, pero al ver la sonrisa del pr铆ncipe, pensaba que 茅ste y cualquier otro esfuerzo val铆an la pena.

No les sorprender谩 si les digo que Fiorella y el pr铆ncipe se enamoraron.

Lleg贸 el momento de regresar al palacio. Fiorella no volvi贸 con las manos vac铆as, no s贸lo porque hab铆a conocido a quien ser铆a su esposo, sino porque hab铆a aprendido una lecci贸n muy importante.

Es cierto que el amor no depende de los buenos modales, pero no tenerlos hace que las personas se alejen de nosotros, perdiendo as铆 la oportunidad de hacer amigos, relacionarnos con los dem谩s o incluso de enamorarnos.

Un buen modo es mucho m谩s que un 芦gracias禄 o un 芦por favor禄, es respetar a los dem谩s y ganarnos el respeto ajeno.

Para la princesa fue necesario tener que atravesar un momento dif铆cil para aprender lo que con tanto amor sus padres le hab铆an inculcado, pero lo aprendi贸.

Lo importante es que gracias a su esfuerzo, Fiorella encontr贸 el amor, dio tranquilidad a su padre y como si esto fuese poco adquiri贸 modales de princesa que no son -ni m谩s, ni menos- que los que tenemos que tener todos aunque no vivamos en un palacio.

Fin.

Una princesa diferente es un cuento de la escritora Liana Castello 漏 Todos los derechos reservados.

Para pensar con pap谩 y mam谩

  • 驴Crees que tienes buenos o malos modales?
  • 驴Te parece importante tenerlos?
  • 驴Te das cuenta que tener buenos modales es m谩s que decir gracias y por favor?
  • Si no los tienes 驴podr铆as hacer el esfuerzo, como la princesa, y adquirirlos?

Sobre Liana Castello

Liana Castello - Escritora

芦Nac铆 en Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires. Estoy casada y tengo dos hijos varones. Siempre me gust贸 escribir y lo hice desde peque帽a, pero reci茅n en el a帽o 2007 decid铆 a hacerlo profesionalmente. Desde esa fecha escribo cuentos tanto infantiles, como para adultos.禄

Liana Castello聽fue, durante varios a帽os,聽Directora de Contenidos del portal EnCuentos. Junto con este sitio, recibi贸 la聽Bandera de la Paz de Nicol谩s Roerich聽y se convirti贸 en聽Embajadora de la Paz en Argentina聽en 2011.

Otros cuentos educativos de Liana

驴Qu茅 te pareci贸 el cuento sobre los buenos modales de Liana? Por favor, calif铆calo con estrellas (猸), deja algunas palabras sobre lo que te ha parecido, puedes utilizar la secci贸n se comentarios (鉁嶐煆). Tambi茅n puedes compartirlo con algunos ni帽os y ni帽as, utiliza los botones de redes sociales que est谩n a continuaci贸n (馃檹馃徏). 隆Gracias!

4/5 - (5 votos)

Por favor, 隆Comparte!



1 comentario en 芦Una princesa diferente 馃憫 Necesit贸 atravesar un momento dif铆cil para aprender lo que con amor sus padres le hab铆an inculcado.禄

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *