Saltar al contenido

Peque帽as acciones 馃悶 Si cada uno contribuye con su peque帽o trabajo diario, se logra m谩s que con cualquier otra cosa.

Por Liana Castello. Cuentos educativos para ni帽os y ni帽as.

Peque帽as acciones es un cuento para ni帽os que ense帽a, de forma muy did谩ctica y sencilla, lo que es el trabajo colaborativo o trabajo en equipo y c贸mo se consigue, de esta forma, hacer cosas que no podr铆amos lograr de forma individual, algo a lo que tambi茅n suele denominarse sinergia. Es una breve historia de la escritora argentina Liana Castello. Tema del cuento: El valor de cumplir con la tarea que nos toca, con amor y humildemente.

Luego, si te gusta el cuento de Liana, por favor, deja algunos comentarios (鉁嶐煆), asigna una calificaci贸n con estrellas a este cuento para que otros lo encuentren en el sitio (猸) y comp谩rtelo con conocidos, especialmente los m谩s peque帽itos, a trav茅s de tus redes sociales. Tambi茅n puedes descargarlo como PDF y enviarlo por Whatsapp, Telegram o correo electr贸nico (馃檹馃徏). 隆Gracias!

Peque帽as acciones

En un campito muy lindo y lleno de cultivos, viv铆an todo tipo de bichos y bichitos: grandes, peque帽os, peludos, coloridos, algunos medio loquitos, otros muy serios; unos muy vagonetas y otros muy trabajadores.

Todos estos bichos, amaban este campito como lo que era, su barrio, el lugar donde viv铆an, pero no todos lo cuidaban, ya dijimos que algunos eran medio vagonetas.

Don Baj贸n, un escarabajo que era realmente bajo, era quien daba las 贸rdenes y organizaba las cosas en este barrio de bichitos simp谩ticos. Cierto d铆a, Don Baj贸n estaba muy molesto. Se paseaba por el campo, bufando y hablando solo. Los bichos que por all铆 pasaban se preguntaban qu茅 le estar铆a pasando a Don Baj贸n, finalmente todos lo supieron.

Peque帽as acciones - Don Baj贸n el escarabajo
Don Baj贸n, el escarabajo

Nuestro escarabajo jefe reuni贸 a todos los bichitos para tratar un tema importante.

隆Este campo es un desorden, amigos! 隆As铆 no se puede convivir! 鈥揺mpez贸 a decir Don Baj贸n con un tono poco amigable.

Qu茅, 驴nos trata de sucios? 鈥損regunt贸 muy ofendida la ara帽a Laga帽a mientras tej铆a su tela tratando de hacer un acolchadito para sus hijos.

La ara帽a Laga帽a tejiendo
La ara帽a Laga帽a 鈥 Foto de Xavier Demarets

Yo no digo que sean sucios, pero s铆 desprolijos, poco atentos, distra铆dos 鈥揷ontest贸 Don Baj贸n, que parec铆a m谩s alto de lo enojado que estaba.

驴Y se puede saber por qu茅 dice eso? 鈥損regunt贸 Lamparita, la luci茅rnaga.

Lamparita, la luci茅rnaga
Lamparita, la luci茅rnaga 鈥 Foto de Marko Milivojevic

驴Quieren que les explique? Pues bien: este campo es un l铆o b谩rbaro, nadie cumple con sus obligaciones. Las vaquitas de San Antonio no dan leche, las ara帽as tejen cosas llenas de agujeros, los bichos colorados son negros y las hormigas son coloradas 隆Flor de confusi贸n, caramba! Las luci茅rnagas y los bichos de luz, con la excusa de ahorrar energ铆a, no alumbran lo suficiente por la noche y cada dos por tres, los gusanos y las lombrices chocan entre s铆 porque, adem谩s, no tienen gui帽o y no vienen con cintur贸n de seguridad. Los mosquitos no pican, 隆se la pasan rasc谩ndose! Esto as铆 no puede seguir, somos el campo m谩s desordenado de todo el lugar.

驴Y qu茅 pretende que hagamos, Don Baj贸n? Uno hace lo que puede鈥 鈥揹ec铆a un gusanito medio vago, mientras se rascaba la pancita con una ramita.

Todo lleva su tiempo Don鈥 隆el mundo no se hizo en un solo d铆a! 鈥揳greg贸 Lenteja, un caracol tambi茅n vecino del lugar.

Lenteja, el caracol
Lenteja, el caracol

Don Baj贸n realmente estaba muy bajoneado ese d铆a.

Empezaba a pensar que nadie lo entend铆a, que el campo seguir铆a siendo un basural y que jam谩s podr铆an vivir como una fauna normal. Pens贸 en la forma de atraer la atenci贸n de los bichitos, pens贸 en c贸mo entusiasmarlos con la tarea de ordenar, limpiar y arreglar el lugar donde viv铆an y de tanto pensar, parec铆a que le sal铆a humo de la cabecita negra y chiquita, y entonces se le ocurri贸 la gran idea.

Una vez m谩s se dirigi贸 a su menuda audiencia y les dijo:

Le dar茅 un premio a quien m谩s haga por nuestro lugar. A quien realmente se ponga a trabajar duro y deje este lugar hermoso, digno de ser visto por todos.

Hay que reconocer que la idea de recibir un premio entusiasm贸 hasta al m谩s vago de los vagos.

En un mes, este lugar tiene que parecer un palacete y a quien m谩s haya hecho por 茅l, se le dar谩 el premio 鈥揹ijo Don Baj贸n.

Disculpe Don, si no es mucho preguntar, 驴cu谩l ser谩 el premio? 鈥損regunt贸 Fogonazo, un bichito de luz gordo, panzudo y medio loquito, quien mientras hablaba, se ajustaba la t茅rmica porque se le saltaba a cada rato.

隆Ah! eso es una sorpresa que sabr谩n en un mes 鈥搇e contest贸鈥. Ahora 隆a trabajar!

As铆 fue que todos los bichitos se pusieron a pensar qu茅 pod铆an hacer para que el lugar donde viv铆an luciera m谩s limpio y m谩s lindo. No dispon铆an de mucho tiempo, s贸lo un mes, y cada uno quer铆a ganarse el premio, aunque no supiesen de qu茅 se trataba.

Los bichitos de luz decidieron probar tener m谩s potencia para de esta manera alumbrar m谩s y mejor, para lo cual consiguieron pesadas pilas que trataron de ubicar en sus espaldas. El primero que prob贸 cay贸 redondo al piso y qued贸 chato como feta de jam贸n.

Mientras el pobre bicho trataba de levantarse, al tiempo que se quejaba, los dem谩s pensaban otra manera de colocar las pilas. Entonces, se les ocurri贸 apilarse, uno arribita del otro.

De m谩s est谩 decir que Fogonazo se ubic贸 debajo de todos, porque era el m谩s gordo. Uno a uno se fueron apilando para probar si as铆 pod铆an sostener la gran pila y dar m谩s luz. Pretend铆an hacer una torre de energ铆a que iluminara no s贸lo a los gusanos y lombrices, sino todo el lugar.

Finalmente, se ataron con ramitas y sostuvieron la pila que pusieron en sus pancitas para lograr la torre. El bichito que iba arriba se mareaba un poco, no estaba acostumbrado a semejante altura, pero confi贸 que con el tiempo el malestar se ir铆a.

隆Con esta flor de torre seguro nos ganamos el premio! 鈥揹ijeron los bichitos de luz, quienes se propusieron ensayar su apilamiento todos los d铆as para llegar a tener lista la torre para cuando se cumplieran el mes.

Por otro lado, las ara帽as se fabricaron agujas de tejer con ramas duras y se juntaron para tejer todas juntas, una arriba de la otra, para que sus telas no tuvieran agujeros. No fue tarea f谩cil, las ara帽as ca铆an una arriba de la otra, se enredaban entre s铆, las agujas se romp铆an. Pero quer铆an ganar el premio con la tela m谩s grande y resistente que se hubiera visto jam谩s.

Las vaquitas de San Antonio viajaron todas hasta la casa del campo y sacaron como pudieron todas las botellas de leche que estaban a su alcance, empezaron a tomar m谩s leche que un beb茅, tomaban d铆a y noche con la esperanza de poder ser orde帽adas alg煤n d铆a. Hay que decir que sufrieron muchos dolores de panza, pues no estaban acostumbradas a ese alimento.

Vaquitas de San Antonio
Vaquitas de San Antonio

隆Yo no puedo m谩s! 鈥揹ec铆a una mientras escup铆a leche por las orejas鈥. Este premio me va a matar, 隆voy a parecer una vaca lechera digna de la exposici贸n rural!

No te desanimes, hay que ganar el premio a toda costa, cuanto m谩s espectacular sea lo que hacemos, m谩s posibilidades tendremos de ganar el concurso 鈥揹ec铆a otra vaquita mientras se tomaba su cuarto litro de leche.

En otro lugar del campo, las luci茅rnagas se estaban organizando.

Pensaron en hacer tambi茅n algo grande, importante, que sorprendiera a todo el mundo. Fabricaron tintas con los distintos colores de las flores y las ramas del lugar y decidieron te帽irse para hacer un gran sem谩foro viviente. Quer铆an lograr dar luces amarillas, rojas y verdes para organizar el tr谩nsito.

No fue f谩cil fabricar la tintura, te帽ir sus peque帽os cuerpitos; m谩s que sem谩foros, parec铆an disfrazadas para el carnaval. Realmente la cosa se les complicaba, cuando le tocaba dar luz a la verde, la daba la roja, y si no, la amarilla. Lo que estaban haciendo no era algo natural ni sencillo y, por lo tanto, no era nada f谩cil.

Todos quer铆an impresionar a Don Baj贸n con algo espectacular y, por supuesto, ganar el tan ansiado y misterioso premio.

Las hormiguitas, que de todo el vecindario eran las m谩s trabajadoras, no hicieron nada grandilocuente, ni aparentemente maravilloso. Se dedicaron a juntar todo aquello que encontraban tirado a su paso y pusieron cada cosa en su lugar. Guardaron bien las hojitas en sus hormigueros, clasificaron lo que iban a comer y lo dem谩s lo tiraban a la basura, lavaron sus ropas, limpiaron el campo. Despejaron los senderos para que los gusanos y las lombrices pudieran pasar sin chocarse鈥 y muchas cosas m谩s.

Las hormiguitas trabajadoras
Las hormiguitas trabajadoras 鈥 Imagen de Sandeep Handa

Despu茅s de un mes, realmente el campo era otro.

Lleg贸 el gran d铆a. Cada grupo de bichitos se acerc贸 a Don Baj贸n para mostrarle sus grandes obras y contarle todo lo que hab铆an logrado.

Don Baj贸n mir贸 a todos, de arriba abajo, de izquierda a derecha. Vio c贸mo en el medio de la reuni贸n los bichitos de luz apilados se ca铆an uno encima del otro, y la pila, encima de todos.

Vio c贸mo las ara帽as se enredaban unas con otras y al tratar de sacar las agujas que se hab铆an fabricado, no hac铆an otra cosa que romper sus telara帽as m谩s a煤n.

Vio c贸mo las vaquitas de San Antonio escup铆an leche hasta por las patas, porque ya no daban m谩s.

Vio c贸mo el sem谩foro de las luci茅rnagas enloquec铆a y daba luces multicolores, lo que provocaba que los bichos chocaran m谩s y m谩s a煤n.

Y tambi茅n vio a las hormigas y su 芦peque帽o禄 y constante trabajo. Ninguna hab铆a hecho nada que pareciera GRANDE, hab铆an cumplido con su obligaci贸n y un poquito m谩s. Cada una hab铆a hecho algo chiquito pero que hab铆a contribuido al bienestar general m谩s que cualquier otra cosa.

Don Baj贸n no lo dud贸 un segundo.

Les dio el premio a las hormigas ante la queja de todos los dem谩s bichos, que no entend铆an nada.

隆Ac谩 est谩 todo arreglado! 鈥搒e quejaba Fogonazo, mientras se terminaba de sacar al 煤ltimo compa帽ero de encima.

A las ara帽as nos extra帽a que no valore nuestro trabajo 鈥揹ec铆a Laga帽a, mientras trataba de liberarse de las telas que la sujetaban.

Oiga, Don Baj贸n, 驴y toda la leche que tomamos? Mir茅 que no fue f谩cil, encima engord茅 como un toro porque no se consegu铆a descremada. Y ahora, 驴qu茅 hacemos con eso? 驴Qui茅n nos paga ahora la dieta? 鈥搑efunfu帽aban las vaquitas de San Antonio.

Don Baj贸n escuch贸 a todos y cada uno y les explic贸 por qu茅 les hab铆a dado el premio a las humildes y trabajadoras hormiguitas.

Para lograr un objetivo, no hace falta hacer cosas espectaculares, fuera de lo com煤n, de lo natural. Si cada uno contribuye con su peque帽o trabajo diario, con sus peque帽as acciones de cada d铆a, yo les puedo asegurar que se logra m谩s que con cualquier otra cosa.

驴De qu茅 nos sirven vacas que parecen toros? 驴Sem谩foros que no necesitamos si nos ordenamos nosotros mismos? 驴Para qu茅 apilarnos unos sobre otros sosteniendo que supera nuestra capacidad? 驴Para caernos redondos? 驴No ser铆a mejor que cada uno hiciera lo mismo que las hormiguitas? Nada m谩s y nada menos que cumplir con su trabajo y un poquito m谩s, humilde y silenciosamente. Por estas 芦peque帽as acciones禄 que hacen grandes todas las cosas, es que las hormiguitas han ganado el premio.

Los bichitos se quedaron pensando.

Se dieron cuenta de que lo 煤nico que hab铆an hecho ellos era tratar de impresionar a los dem谩s y no de contribuir al bien com煤n. Y reconocieron 鈥揳unque les cost贸 un poco鈥, que con sus locos inventos, en realidad, la intenci贸n de ellos no hab铆a sido ayudar, sino sobresalir.

Cada uno de ellos empez贸 a sentir un poco de remordimiento y, por qu茅 no decirlo tambi茅n, un poco de admiraci贸n por las peque帽as hormiguitas.

Fue entonces que decidieron dejar atr谩s su desilusi贸n por no haber ganado y compartir la merecida alegr铆a de sus peque帽as amigas.

Para festejar el triunfo de las hormiguitas, todos los bichos del lugar, liderados por Fogonazo, hicieron una fiesta. Insistieron con las torres, apil谩ndose todos con todos, bailando al ritmo de la m煤sica; tomaron litros de leche a falta de cerveza y utilizaron a las luci茅rnagas para hacer juegos de luces.

A todo esto, las hormiguitas, felices pero igualmente humildes, se limitaban a felicitarse pero s贸lo con un c谩lido beso y un muy fuerte abracito.

Fin.

Peque帽as acciones es un cuento de la escritora Liana Castello 漏 Todos los derechos reservados. Hecho el dep贸sito de ley 11.723. Derechos reservados. Prohibida su reproducci贸n total o parcial.

Para pensar y conversar con pap谩 y mam谩

  • 驴Vos tambi茅n pens谩s como las hormiguitas, que es mejor cumplir humildemente con la tarea que nos toca hacer a cada uno?
  • 驴No te parece que si todos hici茅ramos con amor lo que nos toca, por peque帽o que sea, vivir铆amos en un mundo mejor?
  • Pens谩ndolo bien, 驴prefer铆s sobresalir como los otros bichitos del lugar?
  • Ser铆a bueno que pienses en las cosas que te toca hacer cada d铆a, las tareas del cole, ayudar a mam谩 y como hacer tu 芦peque帽a acci贸n禄 diaria con humildad y que si la haces con mucho amor, se transformar谩 en una acci贸n GIGANTE 驴No te parece?

Sobre Liana Castello

Liana Castello - Escritora

芦Nac铆 en Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires. Estoy casada y tengo dos hijos varones. Siempre me gust贸 escribir y lo hice desde peque帽a, pero reci茅n en el a帽o 2007 decid铆 a hacerlo profesionalmente. Desde esa fecha escribo cuentos tanto infantiles, como para adultos.禄

Liana Castello fue, durante varios a帽os,聽Directora de Contenidos del portal EnCuentos. Junto con este sitio, recibi贸 la聽Bandera de la Paz de Nicol谩s Roerich聽y se convirti贸 en聽Embajadora de la Paz en Argentina聽en 2011.

鈥淩especto de los cuentos para ni帽os puedo escribir cortos y largos, en rima o prosa, lo que todos tienen como hilo conductor, es el mensaje que trato de transmitir. Siempre pienso en un valor para transmitir a la hora de escribir y esto puede ser a trav茅s de una historia corta o de un cuento largo.鈥

Si quiere conocer m谩s sobre esta impresionante escritora, puede leer su biograf铆a聽Aqu铆.

M谩s cuentos cortos de Liana Castello

Si te gust贸 este breve pero educativo cuento 芦Peque帽as acciones芦, por favor, d茅janos algunas palabras en la secci贸n de comentarios (鉁嶐煆), asigna una calificaci贸n a este cuento para que otros lo encuentren en el sitio (猸) y comp谩rtelo con algunos ni帽os y ni帽as a trav茅s de tus redes sociales (馃檹馃徏). 隆Gracias!

5/5 - (3 votos)

Por favor, 隆Comparte!



1 comentario en 芦Peque帽as acciones 馃悶 Si cada uno contribuye con su peque帽o trabajo diario, se logra m谩s que con cualquier otra cosa.禄

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *



Curso de Escritura de Novelas para Principiantes