Saltar al contenido

Los dos profesores ∗ Cuento en homenaje a los buenos maestros y profesores que rinden honor a su vocación.

Por Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá. Cuento corto sobre los maestros.

En «Los dos profesores» de Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá, los estudiantes universitarios enfrentan la difícil elección de profesores para Matemática I. La falta de referencias sobre los nuevos docentes, García y Sánchez, provoca incertidumbre. Aunque García tiene renombre, los alumnos descubren que la experiencia en la cátedra de Sánchez es única: desafíos, acertijos y un ambiente ameno.

Dos amigos, inicialmente separados por horarios, deciden cambiar a la cátedra de Sánchez, desencadenando un fenómeno inesperado cuando otros también buscan unirse a su clase, desafiando la popularidad inicial de García. Cuento que rinde homenaje a los buenos maestros y profesores que todos los días hacen honor a su vocación.

Los dos profesores

Los dos profesores. Cuento en homenaje a maestros y profesores

En la facultad, los alumnos pueden elegir el profesor con el cual desean cursar una determinada materia e inscribirse en la cátedra de aquel que más les gusta, les interesa o, sencillamente le convienen los horarios.

Entonces, el día que deben anotarse y realizar la elección, los alumnos se reúnen en el patio y conversan entre ellos para compartir impresiones y decidir qué hacer. El año pasado, en la Facultad de Ciencias Exactas los alumnos y las alumnas estaban bastante desorientados.

La dificultad consistía en que los dos profesores de Matemática I eran nuevos y nadie tenía referencias acerca de su manera de encarar la materia. Así fue que, conversando entre ellos se enteraron que uno, García, era una inminencia en la materia, que había dado conferencias a lo largo y a lo ancho del país y en el exterior y había escrito varios libros.

El otro, también había ganado el concurso para ser titular de la materia pero no tenía el mismo curriculum que García. La mayoría de los alumnos eligió anotarse con el más conocido y sólo los que tenían problemas con el horario del curso o los que se anotaron más tarde y llegaron cuando el cupo de las vacantes ya estaba cubierto en la cátedra de García, terminaron en la cátedra del profesor desconocido.

Al poco tiempo, dos antiguos compañeros del secundario se encontraron en el bar de la facultad y se sentaron a tomar un café.

¿Qué materia estás cursando?

Matemática I, ¡y es genial! Nos divertimos muchísimo, hacemos unos problemas buenísimos y el profesor siempre nos deja un acertijo para pensar de un día para el otro. Nos propone desafíos y, si los resolvés, te hace pasar al frente, él se sienta en un banco y vos se lo explicás a tus compañeros. Después, te dan un aplauso que vale un montón ¿Y vos?

Yo también, estoy cursando Matemática I, pero en la cátedra del profesor García.

¡Qué bueno! Yo no me pude anotar con él porque en ese horario trabajo. Debe ser buenísimo ¿no?

No creas. En realidad ni le entendemos mucho lo que dice. La mayoría de las clases nos perdemos y si le preguntás te hace sentir mal porque dice que tendrías que saberlo. Así que nos quedamos callados y cuando podemos, faltamos.

¿Y si te pasás conmigo?

Los dos amigos fueron a averiguar a la secretaría y no le hicieron ningún problema en cambiarse de cátedra porque García tenía demasiados estudiantes y la otra menos.

El verdadero problema surgió cuando la mayoría de los estudiantes quiso hacer el cambio porque la fama de Sánchez, el otro profesor, se había extendido por la facultad.

Era de la única sala donde se podían escuchar risas y los alumnos se quedaban más allá del horario obligatorio consultando al profesor.

Fin.

Los dos profesores es un cuento de los escritores Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá © Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin la expresa autorización de sus autores.

Para pensar y conversar acerca del cuento

  • ¿Qué significa ser un «maestro» de verdad?
  • ¿A quiénes escuchamos porque nos hablan con autoridad?
  • ¿A quiénes seguimos, admiramos y les hacemos caso cuando nos dicen algo?

Sobre María Inés Casalá y Juan Carlos Pisano

Juan Carlos Pisano y María Inés Casalá - Escritores

Juan Carlos Pisano (1954-2014) nació en la ciudad de Buenos Aires; estaba casado con María Inés Casalá desde 1977 y tenía seis hijos. Juan Carlos fue escritor y catequista. Desde su juventud se dedicó a los temas relacionados con la comunicación y la transmisión de valores a través de diversas disciplinas desprendidas del ejercicio del arte y el periodismo. Se desempeñó como profesor de Metodología catequística en el Seminario María Auxiliadora de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

Fue editor y coordinador de contenidos del periódico mensual Diálogo desde 1992; responsable de la página de comentarios del periódico semanal El Domingo desde 1985 (San Pablo Editorial); co-director y redactor del periódico semanal La Hojita de los niños desde 1992 (San Pablo Editorial); director de las revistas de la Fundación Gottau, del Santuario de Itatí (último director periodístico de la revista «El Mensajero de Nuestra Señora de Itatí») desde 2007, del Instituto Sagrado Corazón de Almagro desde 2004 y del Santuario de Santa Rita desde 2009.

Como escritor ha publicado más de cien libros que fueron editados por las editoriales San Pablo, Bonum, Patria Grande y E.D.B. (textos para la catequesis, de metodología catequística, dinámicas de grupo, comunicación y espiritualidad, cuentos y obras de teatro). Como ilusionista, fue vicepresidente de la Redmaso (Red de Magos Solidarios) y ha participado en numerosas presentaciones, jornadas y congresos. Falleció el lunes 8 de Septiembre de 2014, tras meses de luchar contra una erisipela.

Otros cuentos de Juan Carlos y María Inés

Por último, te invitamos a darnos tu opinión sobre la historia de «Los dos profesores«. Comparte tus reflexiones en los comentarios (✍🏼) y otorga tu evaluación (⭐) para que otros lectores también puedan conocerla. Únete a la difusión al compartirla en tus plataformas sociales o distribuirla como PDF a través de Telegram, WhatsApp, correo electrónico y más (🙏🏼). Tu colaboración es invaluable, contribuyendo a que estos cuentos lleguen a un público aún más extenso. ¡Muchas gracias!

4/5 - (4 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *