El paseo de Agustín


El paseo de Agustín es uno de los bellos cuentos de aventuras para niños pequeños escrito por Teresita Vago.

Agustín. ¡Qué chico más ocurrente! Como todos los chicos, tenía ganas de conocer el espacio, y sobre todo, atrapar las estrellas.
Hizo de todo para lograrlo: usó tachos, monedas y piedritas; Piolines, papeles y servilletas; Latas, rueditas y papeletas: ¡pero nunca lo podía lograr!
Insiste, insiste, e insiste: “¡Un guerrero nunca deja de creer!”
Una tarde de verano, Agustín se subió a su árbol favorito para observar las estrellas y ver si las podía atrapar. ¡Guau!, ¡Guau! Sonó de pronto. ¡Era Román, su perro!
“Veni Agustín, ¿Vamos a dar una vuelta por el espacio?” “¡Vamos! ¡Te invito a conocer las estrellas!”
Y así dieron un paseo por el espacio. Vieron a Júpiter, Urano y Plutón; a Neptuno, Saturno y el Sol; las Galaxias, los planetas más chiquitos y astronautas pequeñitos
De pronto, ¡Agustín tuvo las estrellas enfrente de él! Eran hermosas, todas de papel. Las tocó, las besó y abrazó… La estrella mayor le prometió que siempre las cuidarían por la noche, ¡Y Agustín se puso feliz!
Pero ya era hora de volver a casa, el paseo por ahora había terminado. Entonces, Agustín y Román se abrazaron, felices por haber llegado a su sueño de infancia: tocar el cielo.

El paseo de Agustín es uno de los bellos cuentos de aventuras para niños pequeños escrito por Teresita Vago.

Imprimir Imprimir

Leer más sobre:

¡Sea el primero en dejarnos su comentario!

Por favor, déjenos un comentario.

Su dirección de correo no va a estar publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: