¡Quiero un dragón!

Por Dolores Espinosa. Cuentos de princesas y dragones

¡Quiero un dragón! es un cuento infantil de una princesa caprichosa que consigue todo lo que se propone. De la colección Cuentos de Princesas de la escritora de cuentos Dolores Espinosa. Para niños de todas las edades.

¡Quiero un dragón!

Quiero un dragón - Cuento de princesas

Cierta mañana la princesa Tessa se despertó, se estiró, bostezó y dijo:

– “¡Quiero un dragón!”

Así, como quien pide magdalenas…

Como estaba sola en su dormitorio sólo la oyó Mimí, su gato de angora, que sabía mucho de ratones pero nada de dragones.

Así que Tessa repitió durante el desayuno:

– “¡Quiero un dragón!” -dijo a sus padres.

La reina, su madre, y su padre, el rey, la miraron, se miraron, volvieron a mirarla y respondieron:

– “¡NO!”

Y siguieron desayunando tan tranquilos.

Así que Tessa se puso sus botas rojas, cambió su vestidito por ropa cómoda, escribió una nota que decía: “¡QUIERO UN DRAGÓN!” y fue en busca de un dragón.

Volvió casi enseguida porque se dio cuenta de que no tenía ni idea de dónde encontrar un dragón, cómo atraparlo y de qué forma traerlo hasta casa.

Se quitó, pues, sus botas rojas, volvió a ponerse su vestido, guardó la nota que decía: “¡QUIERO UN DRAGÓN!”, fue a la gran biblioteca del castillo y se pasó allí días y más días estudiando todo lo que se pudiera estudiar sobre los dragones.

Cuando supo todo lo que podía saberse sobre los dragones, se quitó su vestido de princesa, se puso las botas, sacó la nota que decía: “¡QUIERO UN DRAGÓN!” y se fue a la montaña más alta del reino que es donde suelen vivir los dragones.

Siguiendo el olor a azufre, chamusquina y aceite para escamas marca Dragonia, Tessa encontró la enorme cueva frente a la cual dormía un enorme dragón que lanzaba unos enormes ronquidos que ponían los pelos de punta.

Tessa sacó una enorme cuerda, se acercó al enorme dragón y comenzó a atarla alrededor del enorme cuello. El dragón despertó, la miró sorprendido, miró la cuerda y preguntó:

– “¿Qué haces?”

– “Te rapto” -dijo Tessa anudando la cuerda.

– “¿Raptarme?” -preguntó el dragón aún más sorprendido.

– “Sí. Quiero un dragón y te rapto.”

– “Pero yo soy más fuerte, más grande, más… todo” -dijo el dragón con una enorme sonrisa llena de dientes.

– “Lo sé” -dijo Tessa dando un tirón de la cuerda-.

Al dragón, cuando sintió aquel tironcito y vio aquella cuerdecita y se fijó en la pequeña princesita, le entró la risa tonta y ya no pudo parar. Y jijiji por acá, jojojo por allá, se fue dejando llevar por la princesa Tessa hasta su palacio.

Cuando quiso darse cuenta… ¡PATAPAM! La puerta de una enorme jaula de oro se cerró tras él.

La princesa Tessa lo miró muy satisfecha y se fue a dormir.

A la mañana siguiente la princesa Tessa se despertó, se estiró, bostezó y dijo:

– “¡Quiero un unicornio!”

Así, como quien pide magdalenas… Y todo volvió a comenzar.

Fin.

¡Quiero un dragón! es un cuento de la colección Cuentos de Princesas de nuestra colaboradora, la escritora Dolores Espinosa.

Sobre Dolores Espinosa

Dolores nació en Las Palmas de Gran Canaria (España). Comenzó la carrera de Filología Hispánica aunque nunca llegó a terminarla. Casada y con una hija, actualmente es ama de casa.

Dolores Espinosa - Escritora

¿Qué consideras que se necesita para poder escribir? «Amor por las palabras y amor por la lectura. Sueños, deseos, alegrías, penas, esperanzas y vivencias. Y ganas de disfrutar compartiendo historias con los demás que, en el fondo, es compartirse porque cada relato, cada cuento, lleva algo de nosotros mismos.»

Si quiere leer más sobre Dolores Espinosa, puede ver la entrevista que le hicimos para EnCuentos Aquí.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *