Pippa en Patagonia

Pippa en Patagonia

Pippa en Patagonia

Pippa en Patagonia. María Modrego González, escritora española. Cuento infantil de niñas.

– Buenos días Pippa -exclamó mamá mientras le daba un beso y acariciaba a Curra -date prisa ya tienes el desayuno listo.

Pippa dio un salto, y salió de la cama, guau guau ladraba Curra mientras seguía a Pippa por las escaleras.

Allí, en la cocina estaban ya todos desayunando, mamá preparando las tostadas de Pippa, papá ojeando el periódico, mientras se tomaba su taza de café, y la abuelita Lala, con su taza de café en una mano y en la otra su croissant.

-¡Que hambre! -dijo Pippa mientras devoraba sus tostadas -y Curra también tiene hambre -dijo mientras Curra olisqueaba su comida…

-Vamos Pippa date prisa hoy te llevare yo al cole le dijo papa, y por la tarde te ira a buscar Lala. Pipa se preparó rápidamente, y repasó su mochila, para ver si llevaba todo lo que iba a necesitar ese día, si esta todo dijo.

-Adiós Curra, luego te veo. De camino recogieron a Carla la compañera de Pippa, y estuvieron jugando todo el camino

-vamos niñas les dijo papa ya hemos llegado, que tengais un buen día.

Se pusieron las mochilas y fueron directas a la fila donde estaba Mandi y Patricia. Rosa, la profesora, les fue llamando para que entraran a clase.

-Hoy vamos a hablar de un sitio que seguro que os va a gustar muchísimo Argentina.

¿Dónde está Argentina? -dijo Pedro mientras miraba el mapa que tenían desplegado en la pizarra.

-Aquí señalo Rosa, está en el hemisferio Sur y está en América … Como está en el hemisferio sur, ahora mientras nosotros tenemos mucho frio porque aquí es invierno allí es verano, las estaciones van al revés que nosotros ….

-¡Ala! -dijo Pippa ¡Qué chulo! -mientras Rosa les hablaba de lugares como el Calafate, las Cataratas de Iguazú, Tierra de Fuego,… Durante la comida Patricia, Carla, Mandi y Pippa estuvieron comentando todo lo que habían estudiado en clase…

Ringggggggg¡¡¡ Sonó el tiemble de salida del colegio

-Vamos niños -dijo Rosa- a recoger todas vuestras cosas y no olvidéis que para mañana quiero una redacción de lo que hemos visto hoy ¿vale?

Pippa recogió su mochila, se despidió de Patricia, Carla y Mandi y se fue directamente hacia Lala que le estaba llamando.

-Toma el bocadillo Pippa, nos vamos a buscar a mama ¿vale? Hoy terminara antes. Pippa le estuvo contando a Lala lo que Rosa les había contado de Argentina. Llegaron a la tienda de mamá, y ella fue corriendo a darle un beso.

-Hola mamá -dijo Pippa. Mamá tenía una tienda de antigüedades y allí tenía todo tipo de objetos de diferentes partes del mundo.

-Vamos a ver que encontramos por aquí -dijo Lala mientras miraba a mama, hoy Pippa ha estudiado Argentina en el cole

-Muy bien dijo mamá, puede que tenga algo, a ver a ver, mira unas boleadoras, esto lo utilizaban allí antes para cazar se volteaban en el aire y luego se lanzaban hacia la presa.

– ¡Vaya! – exclamó Pippa mientras observaba esas pelotitas de cuero blanco unidas con un cordón. Se despidieron de Martina la compañera de mamá y se fueron a casa.

Mientras Pippa hacia los deberes, Curra le daba besos en los pies y ella iba lanzándole la pelota…, mamá preparaba la cena y Lala leía en su habitación.

– Ven aquí Pippa -le llamó Lala, te voy a enseñar algo… Allí estaba Lala en su cuarto cogiendo la cajita de los recuerdos de su estantería, mira esta postal Pippa son las cataratas de Iguazú, Lala había estado en Argentina hacia unos años, la abuelita había viajado muchísimo y siempre le contaba un montón de historias que a Pippa le fascinaban.

Cuando terminaron de cenar, Pippa le dijo a papá si señalaban en el globo donde estaba Argentina, cogieron la bola del mundo que Pippa tenía en su habitación y papá le estuvo comentando donde estaban las Cataratas de Iguazú, que se podían ver desde Argentina y también desde otro país Brasil, también le hablo de Puerto Madryn donde podía ver toninas, pinguineras,…

El Calafate donde podía ver el glaciar del Perito Moreno, etc… Pippa se fue a dormir, pero esa noche se acercó Lala y le dijo -toma Pippa, sacando una pipa del saquito, ponla debajo de tu almohada esta noche ¿vale?

– ¡Qué bien! -dijo Pippa muchas gracias Lala. Antes de echarse a dormir Pippa dejó la pipa debajo de la almohada. Esa noche, como cada noche durmió abrazada a Lotta, con Curra a sus pies, y tocando la pipa. Se durmió profundamente… hasta que de repente un viento frio entró en el cuarto, a Pippa le pareció oir la voz de Berta,… Entreabrió a sus ojos y allí estaba Berta, en su globo llamándola…

-Pippa, Pippa… ¿Te apetece una nueva aventura?

-¡Si! -dijo Pippa -¿Pero dónde iremos? -preguntó Pippa.

– A Argentina -contestó Berta- vamos sube al globo, Pippa cogió a Lotta, y Curra dio un brinco saltando a la cesta del globo. Empezaron el viaje y Berta comentó que necesitarían la ayuda de Rufus para este viaje. Pero ¿quién era Rufus? Rufus era un hipocampo (mitad caballo, mitad pez) y vivía en el mar, era otro amigo de Berta y a veces ella le había llamado para sus viajes, especialmente cuando iba muy lejos.

Berta preparó su globo, y lo fue transformando en un globo submarino, para que Rufus pudiera luego tirar de el, se fueron sumergiendo y allí estaba Rufus. Rufus se presentó, y se colocó en el globo de Berta para tirar de él. -Vamos no hay tiempo que perder… Mientras viajaban por el mar, vieron, rayas, belugas,…

-Ya estamos llegando -dijo Rufus a Berta- iros preparando poco a poco el globo tomo su forma original y fueron ascendiendo… Cuando subieron, Pippa no hacia más que frotarse los ojos…

-¿Pero qué es esto? ¿Dónde estamos Berta?

-Son las cataras de Iguazú, ahora estamos en Argentina viéndolas -pero subió su globo más y más, y dijo: mira ahora las vemos también desde Brasil.

-¡Que grandes! -dijo Pippa

-Después de un buen rato Berta le dijo.

-Vamos quiero enseñarte más sitios ahora te llevaré a Puerto Madryn, Curra se asomaba por la cesta mientras ladraba por que el viento le daba en el hocico, mira allí esta, dijo Berta mientras comenzaba a descender su globo. Fueron bajando y vieron pinguineras donde viven los pingüinos, delfines.

Continuaron viaje en el globo y llegaron a un sitio llamado Calafate, donde pudieron ver el glaciar Perito Moreno , Pippa nunca había visto uno y Berta le llevo de paseo, le comentó que ese gran bloque del hielo que Pippa podía ver en la superficie Rufus también podía verlo debajo del Mar …. no olvidemos que Rufus era todo un hipocampo y como tal vivía en el agua .

Llegaron a Tierra de Fuego y allí visitaron el Canal Beagle, el glaciar Matril y por supuesto el parque de Tierra de fuego, el lugar más austral.

-Guau guau -temblaba Curra- ay se me ha olvidado ponerle un jersey aquí hace mucho frio.

-Vamos toma una manta comentó Berta. De regreso hicieron una paradita en Buenos Aires la capital de Argentina, allí Berta le dio dulce de leche que a Pippa le encanto, también pudieron ver a una pareja bailando -ese baile se llama tango- le explicó Berta mientras Pippa no paraba de mirarles, estuvieron callejeando hasta que Berta decidió que ya era hora de volver había quedado con Rufus en el mismo lugar donde les había dejado.

A la hora acordada allí estaba Rufus esperándoles, mientras descendían Berta preparo de nuevo su globo para que Rufus pudiera llevarlos debajo del agua.

Durante el camino de regreso Berta preparó unas salchichas con patatas y estuvieron comiendo y hablando durante todo el viaje, Pippa decidió tomar unas notas nuevas para la redacción que había hecho. Curra devoraba sus salchichas y se acurrucaba alrededor de Pippa, a Pippa le entró sueño y Berta le preparó unas mantas para que se durmiera con Curra.

Mientras Pippa dormía plácidamente, Berta iba preparándolo todo ya que Rufus le había advertido que iban a llegar en breve, Berta despertó a Pippa y a Curra para que se fueran preparando. Rufus se despidió de ellas y Berta dirigió el globo para entrar en la habitación Berta aparco su globo el techo donde siempre y Pippa se fue rápidamente a su cama con Curra y Lotta. Cuando se despertó por la mañana

Pippa notó algo dulce en su boca, ummmmmm dulce de leche pensó…

Y hasta aquí esta nueva aventura de Pippa ¿viajara de nuevo…?

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Pippa en Patagonia. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender leyendo.

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]